Primer debate republicano, un test hoy para Donald Trump

Los 17 candidatos a la nominación republicana a la Casa Blanca ser verán hoy las caras en dos debates televisados, el de los diez mejor clasificados en las encuestas, a las 21:00 hora local (19:00 ...
Donald Trump, al anunciar el pasado 16 de junio su candidatura a la nominación republicana en el complejo Trump Tower, en Nueva York
Donald Trump, al anunciar el pasado 16 de junio su candidatura a la nominación republicana en el complejo Trump Tower, en Nueva York (AP)

Cleveland

Los 17 candidatos a las primarias republicanas para las elecciones a la Casa Blanca de 2016 se enfrentarán hoy en dos debates televisados, primera disputa de esta campaña y prueba inédita para el multimillonario Donald Trump, poco acostumbrado a compartir la escena.

A seis meses de las primarias y por sorpresa general, el magnate inmobiliario tomó una ventaja incontestable en los sondeos entre los electores republicanos desde su entrada fulgurante a la carrera en junio. Su estilo descarado y fuera del guión ofende a algunos, pero ha distinguido a Trump en un terreno lleno de candidatos que han intentado furiosamente atraer el mismo nivel de atención.

El evento político del jueves estará dividido en dos partes. El debate principal, con diez candidatos, empezará a las 21:00 hora local (01:00 GMT del viernes) en el campo de baloncesto de Cleveland, Ohio (noreste) y durará dos horas.

Se trata del mismo lugar en el que se celebrará la ceremonia de investidura presidencial en julio de 2016, a las orillas del lago Erie. Está previsto que unas cinco mil personas presencien el debate desde las gradas, según un portavoz del Partido republicano.

Un encuentro previo de siete candidatos con menos apoyo en los sondeos, se desarrollará cuatro horas antes, a las 17:00 hora local. Ambos debates serán auspiciados por Fox News, una cadena con mucha influencia entre los conservadores estadunidenses, que organizará y difundirá el debate, en asociación con Facebook.

Se trata de las primarias presidenciales con más candidatos que se recuerden, pero sólo algunos de sus nombres son conocidos: Jeb Bush, hijo y hermano de los presidentes Bush y ex gobernador de Florida, el gobernador de Wisconsin, Scott Walker, el ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee...

Las miradas recaerán sobre Donald Trump, a quien será dirigida la primera pregunta. Tendrá el mismo tiempo de palabra que sus rivales, los "políticos" que desprecia abiertamente. El multimillonario cuenta a menudo que en su carrera como empresario, pudo engatusarlos fácilmente con cheques.

Más allá de su eslogan: "Devolver a América su grandeza", Trump no ha presentado ningún proyecto político detallado y podría ser presionado por sus rivales, que tienen casi todos un cargo de político electo a sus espaldas.

Otro de sus puntos débiles es su falta de experiencia en los debates, aunque raramente defrauda cuando se trata de provocar a sus rivales. Recientemente definió a uno de ellos como "débil", a otro como "idiota" y a un tercero como "bufón".

"Soy probablemente el objetivo", dijo Trump en la cadena ABC. "He evolucionado como mucha otra gente. Ronald Reagan evolucionó, Ronald Reagan era demócrata y se hizo republicano."

Hillary Clinton, un blanco común

Según los sondeos, Trump es hoy la primera opción para uno de cada cuatro republicanos. De acuerdo con las estadísticas difundidas por Facebook el jueves, 26 millones de personas en Estados Unidos participaron en conversaciones sobre el magnate en la red social, muchos más que sobre Hillary Clinton (12 millones) o sobre el segundo candidato republicano, Jeb Bush (5 millones).

"Fueron ustedes quienes le han dado el equivalente a mil millones de dólares de cobertura mediática. ¡Son responsables, Charlie!", gritó el senador Rand Paul el jueves en la cadena estadounidense CBS, respondiendo a la pregunta del periodista Charlie Rose.

La inmigración es el tema favorito de Trump. Prometió construir un muro entre México y Estados Unidos para frenar el flujo de inmigrantes y cita sistemáticamente casos de asesinatos para justificar la expulsión de once millones de sin papeles.

"Ha dicho muchas de las cosas que todo el mundo piensa y las dice sin avergonzarse", dijo Brad Roller en un bar de Cleveland tras un evento de campaña del senador Marco Rubio el miércoles en esa ciudad. "Los medios intentan atraparlo, pero no funciona muy bien porque él conecta directamente con la gente".

Aunque provoca titulares frenéticos, los demócratas dicen que las posiciones de Trump no distan de la corriente convencional republicana: no naturalización de los inmigrantes ilegales, rechazo a la reforma del sistema de salud del presidente Barack Obama y oposición al aborto.

Los otros nueve candidatos, todos hombres, se ocupan de no hacerse atrapar en ningún escándalo con Trump y de presentarse como los únicos capaces de derrotar a la favorita de los demócratas, Hillary Clinton, en las elecciones de noviembre de 2016.

"Tengo la intención de hacer una campaña populista (...) contra la corrupción de dos partidos en Washington, encarnada por Hillary Clinton", dijo a los periodistas el senador Ted Cruz, uno de los mejores oradores presentes hoy. Un total de nueve debates están programados por el Partido republicano hasta febrero. El siguiente se celebrará el 16 de septiembre.

Los candidatos que participarán en el debate principal de hoy son: Trump, Bush, Walker, Huckabee; el neurocirujano Ben Carson; los senadores Ted Cruz, Marco Rubio y Rand Paul; y los gobernadores Chris Christie de Nueva Jersey y John Kasich de Ohio.