Sismo de 6.8 en Ecuador deja daños materiales

El Instituto Oceanográfico de la Armada en Ecuador descartó alerta de tsunamis en las costas del país por el sismo, que es una réplica del terremoto que devastó el país en abril.
Un mes después de que un terremoto devastara Ecuador, nuevamente se presentó un sismo de 6.8 grados. En la imagen, la ciudad de Pedernales, una de las más afectadas por el primer terremoto.
Un mes después de que un terremoto devastara Ecuador, nuevamente se presentó un sismo de 6.8 grados. En la imagen, la ciudad de Pedernales, una de las más afectadas por el primer terremoto. (AFP)

Quito, Ecuador

El terremoto de 6.8 grados ocurrido esta madrugada en Ecuador fue una réplica del sucedido en abril pasado en la costa norte del país y sólo ha causado "pequeños daños materiales", informó en twitter el presidente del país, Rafael Correa.

"Definitivo IG: Réplica 6.8 Richter. Epicentro sur de Muisne. Pequeños daños materiales. Todos tranquilos. Quito puede regresar a casas", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Correa indicó que se encuentra en las oficinas del Sistema de Integrado de Vigilancia ECU 911, en Quito, desde donde apuntó también que el temblor no ha provocado una alerta de tsunami.

Y en otro mensaje agregó: "Sectores de Manabí y Esmeraldas parcialmente sin energía, pero ya la estamos recuperando. Resto del país sin novedades".

El Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) informó, por su parte, de que "se descarta alerta de Tsunamis para las costas de Ecuador".

El ECU 911 de Esmeraldas informó de la "afectación de una casa en el barrio Vista al mar, al parecer una persona resultó herida en el suceso y se recibieron llamadas informando de postes caídos en el barrio 15 de marzo", indicó el ECU 911 en Quito.

Karla Morales, una activista de derechos humanos que ayuda a los damnificados del terremoto que en abril asoló varias zonas de la costa norte del país, escribió en su cuenta de twitter que se encuentra en la ciudad de San Vicente, donde se vivió "un susto tremendo", con el sismo de esta madrugada.

"Estamos todos en la veredas (aceras). Algunos van a la playa a ver el mar. Avanzaremos a los refugios a ver si están todos bien", escribió para poco después señalar que "la gente está aterrada, pero bien. De lo que vamos avanzando, no hay casas caídas".

En el informe sobre su recorrido señala que "tanto en San Vicente como en Bahía hay luz y telefonía".