Relación con Argentina, en "punto de partida histórico": Xi Jinping

El presidente chino anunció "inversiones millonarias" en el segundo día de su visita oficial a Buenos Aires, tras elevar la relación bilateral a la categoría de "asociación estratégica integral", ...

Buenos Aires, La Habana

Argentina y China se encuentran en un "punto de partida histórico" de su relación bilateral, dijo hoy el presidente de China, Xi Jinping, en el segundo día de una visita oficial a Buenos Aires en la que anunció millonarias inversiones. "Nuestros países se encuentran en un punto de partida histórico", dijo el mandatario en una visita al Congreso, donde fue recibido por los titulares del Senado, el vicepresidente Amado Boudou, y de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez.

Ante legisladores oficialistas y de la oposición, Xi Jinping destacó "el importante encuentro" mantenido el viernes en la Casa Rosada con su par argentina, Cristina Kirchner, con quien elevó la relación a la categoría de "asociación estratégica integral". Ambos gobiernos firmaron 20 acuerdos que significarán inversiones chinas en Argentina por unos siete mil millones de dólares en energía hidroeléctrica, industria naval y ferroviaria.

Asimismo, rubricaron la renovación de un acuerdo de 2009 para fortalecer las reservas del Banco Central con una operación de canje (swap) de monedas, entre yuanes y pesos, por el equivalente de once mil millones de dólares. "Cumplimos diez años de la asociación estratégica entre Argentina y China; es el momento de abrir nuevos horizontes y así hemos avanzado con la presidenta", destacó Xi en el Parlamento, según la traducción.

Boudou obsequió al visitante una camiseta de la selección argentina de fútbol con el número 10 y su nombre impresos en la espalda, además de otros regalos más protocolares. "Sepan que Argentina no es un simple comprador ni un socio comercial, sino un socio estratégico para trabajar juntos para tener un mundo más igualitario", aseguró el vicepresidente.

Durante una ronda de negocios hoy en un hotel de Buenos Aires, se firmaron 25 convenios comerciales entre empresarios chinos y argentinos, informó la Cancillería en un comunicado. Xi Jinping, quien está en Buenos Aires junto a su esposa, la cantante Peng Liyuan, fue distinguido como visitante ilustre de Buenos Aires por el alcalde Mauricio Macri (Pro, derecha), un presidenciable para las elecciones de 2015 e hijo del empresario Francisco Macri, presidente honorario de la Cámara Argentino-China.

El alcalde dijo que ya fue inaugurada "la primera escuela argentino-china" en la capital, según un comunicado de prensa. A partir de los acuerdos firmados el viernes, China contribuirá con 4,400 millones de dólares para la instalación de dos represas hidroeléctricas en Santa Cruz (Patagonia, sur) y 2,100 millones de dólares para remodelar el estratégico tren Belgrano de transporte de mercancías, en su mayoría alimentos, además de 423 millones para construir once barcos.

El convenio con el tren Belgrano Cargas incluye la renovación de 1,500 km de vías y la construcción de dos mil vagones. China está en plena expansión de sus negocios en Sudamérica y lleva invertidos unos 23 mil millones de dólares en Argentina en hidrocarburos, minería, finanzas y exportación agrícola.

En 2013 el intercambio comercial superó los 16 mil millones de dólares, una cifra 2,400 veces mayor a la de la década de 1950, cuando se iniciaron las relaciones entre ambos países, según fuentes diplomáticas chinas. Para Argentina, China es su tercer socio comercial detrás del Mercosur y la Unión Europea y uno de los principales destinos de sus exportaciones alimenticias con unos seis mil millones del total de 30 mil millones de dólares vendidos este año.

Argentina es el tercer proveedor de productos agrícolas a China después de Estados Unidos y Brasil, de acuerdo con estadísticas diplomáticas. Las exportaciones agrícolas son además para Argentina una fuente de divisas para las arcas del Banco Central, cuyas reservas cayeron de 50 mil a 30 mil millones de dólares en los últimos tres años.

El presidente chino realiza una gira en la región que incluyó su participación en Brasil de la cumbre de los BRICS y que seguirá la tarde del domingo en Caracas. China se ha convertido en aliado estratégico de Venezuela con un intercambio comercial que superó los 20 mil millones de dólares en 2012.

El gigante asiático es el segundo comprador del petróleo venezolano, con un volumen medio diario de 600 mil barriles, en parte para saldar la deuda venezolana por más de 30 mil millones de dólares. Ambos países aspiran a incrementar en los próximos años la cifra de exportación al millón de barriles diarios. En septiembre de 2013, Xi Jinping prometió más de 20 mil millones de dólares en inversiones para Venezuela.

De otra parte, Xi Jinping llegará el lunes a Cuba, donde coincidirá con una misión de empresarios de su país, tras anunciar en Brasil un fondo de 35 mil millones de dólares para financiar proyectos de desarrollo en América Latina. Su visita de dos días a la isla, que cierra una gira latinoamericana, fue confirmada por el presidente cubano Raúl Castro el jueves en la reunión de los líderes de la región con el gobernante chino en Brasilia.

Xi, que llegará diez días después de la visita a la isla del presidente ruso Vladimir Putin, busca ampliar la alianza política y económica entre los dos países comunistas para convertir a China en gran inversionista en Cuba, además de ser su segundo socio comercial y primera fuente de créditos.

"Las relaciones sino-cubanas han pasado la prueba de las vicisitudes internacionales para convertirse en un ejemplo de unidad y cooperación", dijo Xi a la agencia cubana Prensa Latina antes de emprender su gira. "Los dos países avanzan cogidos de la mano en el camino de la construcción del socialismo con características propias, prestan apoyo recíproco en los temas relativos a sus respectivos intereses vitales", agregó.

Coincidiendo con su visita llegará a La Habana una misión empresarial china atraída por las nuevas ventajas que ofrece Cuba a la inversión extranjera y por la futura zona franca del nuevo megapuerto de Mariel, según medios cubanos. "El lunes 21 se organizarán dos encuentros con representantes de la comunidad empresarial cubana, en especial en los sectores de energías renovables, biotecnología y turismo", dijo al agencia cubana AIN.

Xi ofreció a los líderes latinoamericanos en Brasil un fondo de 35 mil millones de dólares para obras de infraestructura, programas de desarrollo y proyectos productivos. Cuba inauguró en enero el megapuerto en Mariel (45 km al oeste de la capital), que absorberá próximamente la carga de La Habana, y ahora promueve una zona franca en un enclave industrial adjunto.

También puso en vigor en junio una nueva Ley de Inversión Extranjera, que prioriza el desarrollo de las energías renovables, la industria agroalimentaria, la de envases y embalajes, telecomunicaciones e informática. En una convención de la industria cubana celebrada en junio, trascendió que empresas chinas tienen interés en establecer una planta en Mariel para producir televisores, computadoras, tabletas y celulares, destinados al mercado cubano y regional.

También se habló de la posibilidad de montar una planta ensambladora de autos chinos en la isla. Esta será la segunda visita de Xi a Cuba, tras la cumplida en 2011 cuando era vicepresidente, en la cual firmó 10 acuerdos bilaterales, la mayoría de ellos sobre créditos. Entre ellos suscribió un acuerdo de cooperación para ampliar la refinería de petróleo de Cienfuegos (250 km al sudeste de La Habana) y construir una planta de gas licuado, un muelle y el dragado del puerto de esa provincia.

Xi dijo que sus conversaciones en La Habana abarcarán los sectores de "agricultura, construcción de infraestructuras, energía y minería, turismo, energía renovable y biotecnología", según Prensa Latina. En junio de 2013, ambos países suscribieron en Pekín siete acuerdos en energía, transporte, turismo y biotecnología. China es el segundo socio comercial de Cuba después de Venezuela, con un comercio de 1,695 millones de dólares en 2012, según las últimas cifras publicadas.

El intercambio creció 25% en 2013, según fuentes de la embajada china, citadas por medios cubanos. Empresas chinas trabajan en la extracción de petróleo en la isla y dos hospitales oftalmológicos en China funcionan como empresas mixtas con Cuba. Cuba fue el primer país latinoamericano en establecer lazos diplomáticos con China, en 1960.

Las relaciones fueron frías en las décadas de 1970 y 1980, pero mejoraron en los años 90 y los dos anteriores presidentes chinos visitaron la isla: Jiang Zemin (en 2001) y Hu Jintao (2004 y 2008).