Presidente nigeriano cancela visita a la ciudad de jóvenes secuestradas

Goodluck Jonathan, criticado por su inacción ante el secuestro por Boko Haram de más de 200 estudiantes, partió hoy directamente a Francia, donde participará el sábado en una cumbre sobre la ...
Mujeres nigerianas residentes en Kenia se manifiestan en Nairobi para presionar por la liberación de las estudiantes raptadas por Boko Haram
Mujeres nigerianas residentes en Kenia se manifiestan en Nairobi para presionar por la liberación de las estudiantes raptadas por Boko Haram (AFP)

Abuja

El presidente nigeriano Goodluck Jonathan canceló la visita que tenía prevista a Chibok, la ciudad donde el grupo islamista Boko Haram secuestró a más de 200 estudiantes de secundaria, anunció hoy su oficina. "El presidente ha cancelado su visita a Chibok. Estaba en su agenda hasta esta mañana", dijo a la AFP un portavoz presidencial, sin avanzar los motivos.

"Partirá de Abuja (el viernes) por la tarde para dirigirse a Francia", donde participará el sábado en París en la reunión para hablar de la amenaza que supone Boko Haram para la seguridad regional, añadió. Esta visita sorpresa en la pequeña ciudad del estado de Borno, en el noreste del país, donde 276 adolescentes fueron secuestradas en el dormitorio de su internado el 14 de abril, se anunció el jueves por la noche.

Se trataba del primer gesto político fuerte del presidente Jonathan, criticado por su inacción. En total, más de 223 adolescentes siguen desaparecidas y en un vídeo emitido esta semana, el grupo afirma haber convertido al islam a unas 130 de ellas. Debo Adeniran, de la Coalición contra los Dirigentes Corruptos, una ONG con sede en Lagos, dijo estar " decepcionado" por la anulación de la visita del presidente en Chibok y estimó que esto enviaba un mensaje negativo a la población nigeriana.

"Si como comandante en jefe de las fuerzas armadas tiene miedo a ir a Chibok, por motivos de seguridad, está diciendo a la gente del noreste que no puede protegerlos", declaró a la AFP. Para Adeniran, la anulación de esta visita también tendrá un efecto desastroso sobre la moral de las tropas desplegadas en el noreste. "Dice a los soldados que luchan contra militantes de Boko Haram en la región que están solos", añade.

Y "para las chicas secuestradas, pueden darse cuenta de lo que aquel al que llaman presidente es un cobarde sin la moral de un líder. Todo el mundo está decepcionado", declaró Adeniran, para quien el presidente debe dimitir.

Mientras, el senador republicano y ex candidato a la Presidencia de EU John McCain reiteró hoy que su país debe "hacer más" ante el secuestro de las  niñas y aseguró que "los tweets y los hastags se agradecen" pero "no liberan a las prisioneras". "Sigo creyendo que EU debería tomar todas las medidas necesarias y apropiadas para liberar a las jóvenes nigerianas que el grupo terrorista Boko Haram ha secuestrado y amenaza con vender como esclavas", insistió hoy el legislador, miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

"Tweets y hashtags son apreciados. Pueden hacer que las personas se sientan mejor, pero no liberarán a las prisioneras. Ese deber recae en aquellos que tienen el poder y la influencia para marcar la diferencia, y ningún otro como Estados Unidos", aseguró en un comunicado, en referencia a la campaña por Twitter #Bringbackourgirls (Devolved a nuestras niñas). Las más de 200 niñas secuestradas ya superan un mes en cautividad, mientras se intensifican los esfuerzos por conseguir su liberación.

Boko Haram, que significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer la "sharía" o ley islámica en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur. Estados Unidos ha enviado aviones tripulados y "drones" para realizar vuelos de reconocimiento en Nigeria y dar con el paradero de las niñas, así como a una treintena de especialistas de las Fuerzas Armadas que asesoran a los equipos de búsqueda nigerianos en sus labores.

La Administración del presidente de Barack Obama ha descartado incrementar su contingente alegando que Nigeria es un estado soberano. "Deberíamos dedicar más de nuestras capacidades nacionales para ayudar a nuestros socios de Nigeria en la localización de las niñas", dijo el veterano senador.

"Y si tenemos (datos de) inteligencia sobre dónde se encuentran recluidas -agregó-, debemos enviar fuerzas especiales estadounidenses para rescatarlas, con la aprobación y la cooperación de los gobiernos y las fuerzas de seguridad nigerianas, si es posible, pero sin ellos si es necesario". McCain, que también forma parte del Comité de Servicios Armados, sostuvo que Estados Unidos debe ayudar a Nigeria a cumplir con sus responsabilidades, pero advirtió que el poder que tiene el país "le confiere una especial responsabilidad".

"Si la nación más poderosa de la historia del mundo tiene una oportunidad de prevenir un crimen contra la humanidad y salvar a más de 200 niñas de una vida miserable, ¿qué dirían de nosotros si no actuamos?", concluyó. Pese a las críticas de McCain, millones de personas se han sumado al grito desesperado de las familias y han secundado en la red social la etiqueta "Devolvednos a nuestras niñas" que ha puesto bajo presión al Gobierno de Nigeria y obligado a la comunidad internacional a involucrarse en su liberación.

En Estados Unidos, de donde proceden casi la mitad -el 44%- de los tuits de esta campaña, la iniciativa ya se considera una nueva demostración del poder de lo que hace unos años se bautizó como "hashtag activism" -"activismo de etiqueta"-.