Presidente de Nigeria se reúne con familiares de estudiantes secuestradas

Goodluck Jonathan recibió este martes por primera vez a los familiares de las más de 200 adolescentes secuestradas por los islamistas de Boko Haram hace cien días.
Goodluck Jonathan (i) habla con algunas de las niñas que escaparon recientemente y con familiares de las niñas raptadas, en Abuja
Goodluck Jonathan (i) habla con algunas de las niñas que escaparon recientemente y con familiares de las niñas raptadas, en Abuja (AFP)

Abuya

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, recibió este martes por primera a los familiares de las más de 200 adolescentes secuestradas por islamistas del grupo Boko Haram hace cien días. Una delegación de más de 150 habitantes se entrevistó en Abuya con el mandatario nigeriano, el presidente del Senado, David Mark, y el gobernador del estado de Borno, donde fueron secuestradas las muchachas.

La delegación está compuesta de familiares de las rehenes, de las 57 adolescentes que lograron escapar y de responsables de la comunidad en donde ocurrió el secuestro, informó una fuente de la presidencia que pidió el anonimato. Tras una breve oración en presencia de los medios de comunicación, la reunión continuó a puertas cerradas.

Este esperado encuentro coincide con la intensificación de la insurrección en el noreste de Nigeria, donde las milicias de Boko Haram, cuyo nombre significa "la educación no islámica es pecado", parecen haber tomado el control de la ciudad de Damboa y sus alrededores, sin que el ejército haya podido detenerlos.

Las muchachas fueron secuestradas el pasado 14 de abril en un instituto de enseñanza secundaria en Chibok, en el estado de Borno. De las 276 estudiantes capturadas durante el ataque, 219 siguen desaparecidas. El presidente nigeriano ha sido severamente criticado por su falta de agilidad tras este secuestro masivo que ha levantado indignación internacional, y por no haber ido nunca a Chibok para reunirse con las familias de las víctimas.