Presidente de Colombia destituye al alcalde de Bogotá

Juan Manuel Santos decidió rechazar las medidas cautelares que dictó en favor de Gustavo Petro la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y designó al ministro de Trabajo, Rafael ...
El destituido alcalde de la capital colombiana, Gustavo Petro, durante la inauguración de la Casa de la Justicia hoy en Bogotá
El destituido alcalde de la capital colombiana, Gustavo Petro, durante la inauguración de la Casa de la Justicia hoy en Bogotá (EFE)

Bogotá

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anunció hoy la destitución del alcalde de Bogotá, el ex guerrillero Gustavo Petro, tras rechazar las medidas cautelares que dictó en su favor la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). "El gobierno colombiano no acoge la solicitud de medidas cautelares (...), en consecuencia y dada la urgencia de no continuar con el estado de incertidumbre, designo a Rafael Pardo Rueda, actual ministro de Trabajo, para que se encargue de la alcaldía", dijo Santos en un mensaje a la nación.

El anuncio fue rechazado por cientos de personas que se agolpaban desde horas antes frente a la sede de la alcaldía, en el centro de Bogotá, para apoyar a Petro en su larga batalla legal para evitar su salida del cargo. En una decisión de riesgo de cara a su campaña para la reelección y el proceso de paz que lleva a cabo con los rebeldes de las FARC, Santos decidió dar paso a la remoción de Petro, como dispuso la justicia colombiana el martes, en lugar de acoger el pedido de la CIDH en favor de Petro formulado también la víspera.

En ese sentido, el jefe de Estado dijo que decidió decretar la salida de Petro por pedido de la Procuraduría, el órgano responsable de sancionar a los funcionarios públicos en Colombia y que en diciembre había dispuesto su destitución. "Es evidente que la justicia colombiana ha actuado, y que lo ha hecho de manera transparente, eficaz y oportuna", dijo Santos.

Santos tenía un plazo de diez días para pronunciarse sobre la decisión del procurador de destituir e inhabilitar a Petro, pero después de dedicar el día de hoy a reuniones con juristas y políticos, optó por acatar el fallo del Ministerio Público. Con esta decisión del presidente se cancelará el referendo revocatorio del mandato de Petro que había sido convocado por la autoridad electoral para el próximo 6 de abril como parte de un proceso paralelo por supuesta mala gestión.

Figura de la izquierda colombiana, el alcalde de 53 años fue destituido e inhabilitado políticamente por quince años, a raíz de una polémica reforma del sistema de recolección de basuras que a juicio del procurador, Alejandro Ordóñez, afectó la libre competencia al transferir a una empresa pública el control de ese servicio que estaba en manos de concesionarias privadas. "Es la peor decisión que pudo tomar el presidente para la democracia colombiana, porque no tomaron en cuenta nuestro voto popular", dijo a la AFP Marta Lucía Alonso, una ama de casa de 57 años, mientras se manifestaba en el centro de la ciudad.