Presidenta del Parlamento catalán impulsa el proceso secesionista

Carme Forcadell dio vía libre a la tramitación urgente en la asamblea legisltiva catalana de la declaración que inicia la independencia de España y que se votará previsiblemente el próximo lunes.
La presidenta del Parlament de Cataluña, Carme Forcadell (c), en la Junta de Portavoces, sin la presencia del PP, hoy en Barcelona
La presidenta del Parlament de Cataluña, Carme Forcadell (c), en la Junta de Portavoces, sin la presencia del PP, hoy en Barcelona (EFE)

Madrid, Barcelona

La presidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell, ha asumido el liderazgo del proceso secesionista de la región española mientras el jefe del Ejecutivo en funciones, Artur Mas, trabaja en la retaguardia confiando en lograr una nueva investidura en el cargo.

En una jornada de enfrentamiento abierto entre independentistas y antisecesionistas, Forcadell dio hoy vía libre a la tramitación urgente en la cámara de la declaración que da inicio al proceso de separación de España y llama a obviar las leyes españolas. Se votará previsiblemente el lunes y saldrá adelante gracias a la mayoría absoluta que los independentistas tienen en la cámara.

Fue pactada la semana pasada por Junts Pel Sí, la alianza que Mas impulsó para las elecciones del 27 de septiembre, y el partido antisistema CUP, que juntos suman mayoría absoluta parlamentaria.

Los partidos contrarios a la independencia recurrirán mañana miércoles al Tribunal Constitucional tanto la admisión a trámite de la declaración como la reunión de la junta de portavoces que hoy convocó Forcadell sin esperar a que el Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy constituyera a su grupo parlamentario.

"Estamos intentando impedir todo lo que sea saltarse las leyes. Hay que anular cualquier efecto jurídico de esa declaración", manifestó Albert Rivera, líder de Ciudadanos. El partido emergente, que en Cataluña es el principal de la oposición, acudirá mañana junto a los socialistas y al PP al Tribunal Constitucional, en un gesto simbólico para mostrar unidad frente al desafío independentista.

"En defensa de la legalidad y las instituciones catalanas haremos todas las actuaciones jurídicas que estén a nuestro alcance", dijo el líder socialista catalán Miquel Iceta.

Votación el lunes 9 de noviembre

Los secesionistas quieren que el texto se vote el lunes 9 de noviembre, aniversario del referéndum simbólico que Artur Mas convocó el año pasado pese al veto del Tribunal Constitucional. Ese día está fijada además la primera votación de investidura, que a día de hoy Mas sigue sin tener garantizada.

Junts Pel Sí ganó los comicios de septiembre sin mayoría absoluta, por lo que para ser investido precisa del apoyo de la CUP, la otra formación independentista en la cámara. Pero el partido antisistema se ha negado hasta ahora por los recortes que hizo en su último mandato y los escándalos de corrupción en su partido, Convergència.

Fuentes del gobierno catalán confirmaron hoy a dpa que Mas participa en los contactos con la CUP sobre la investidura y un acuerdo de gobierno, aunque formalmente no está en las comisiones.

El Ejecutivo catalán en funciones era hoy optimista ante la asamblea que la CUP ha convocado este fin de semana para decidir  si apoya a Mas, que necesita el voto de dos de sus diez diputados. El jefe del Ejecutivo regional lleva varios días desaparecido de la escena mediática, sin conceder entrevistas ni dar declaraciones.

Frente a él, la presidenta del Parlamento catalán gana protagonismo en la escena política desde que el 26 de octubre asumió el cargo y cerró su discurso con un "¡Viva la república catalana!". Hace pocos días dijo que "nadie es imprescindible" al ser preguntada sobre los problemas de Mas para garantizar su invesitdura. 

Forcadell (Tarragona, 1956) es una lingüista que antes de formar parte de Junts Pel Sí presidió la Asamblea Nacional Catalana (ANC), la entidad civil secesionista que desde 2012 organizó las manifestaciones multitudinarias por la independencia que impulsaron el proceso soberanista que hay ahora en marcha.

"El protagonismo está ahora en el Parlamento", dijeron a dpa fuentes del gobierno catalán en funciones, rechazando que Mas esté siendo opacado por Forcadell o que se esté parapetando tras ella para no exponerse. "La iniciativa ahora le compete a ella".

Petición de amparo al TC

Los grupos de oposición están inmersos en una serie de iniciativas para dificultar este proceso independentista, entre ellas, la petición de amparo al Tribunal Constitucional español por el trámite iniciado hoy, tal como anunciaron Ciudadanos (centro liberal), el Partido Popular (PP, centroderecha) y los socialistas catalanes (PSC).

Sin embargo, la propia resolución afirma que el Parlamento catalán "no se supeditará a las decisiones de las instituciones del Estado español, en particular del Tribunal Constitucional".

En este sentido, para la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la reunión de hoy de los portavoces en el Parlamento catalán y su resolución vulnera los derechos fundamentales de los parlamentarios y de los ciudadanos.

Mientras, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, continuó hoy los contactos con diferentes líderes políticos para abordar el desafío soberanista catalán y se reunió con el dirigente de la nacionalista Unió Democrática de Catalunya (UDC), Josep Antoni Duran Lleida. Está formación se ha alejado de resto de nacionalistas catalanes por no compartir sus aspiraciones independentistas.

Tras el encuentro, Duran Lleida garantizó que su partido siempre defenderá la legalidad y se mostrará en contra de cualquier tipo de "desobediencia" frente al Estado, pero al mismo tiempo dijo que no quiera estar en ningún "frente" de partidos contra la independencia.