Presidenta de Corte Suprema, primera ministra griega hasta elecciones

La jurista Vassiliki Thanou, de 65 años, primera mujer en ejercer su cargo en Gracia, estará en funciones hasta que tengan lugar los comicios anticipados, probablemente entre el 20 y 27 de septiembre.

Atenas

La presidenta de la Corte Suprema griega, Vassiliki Thanou, fue nombrada hoy primera ministra interina hasta la celebración de las elecciones anticipadas previstas para septiembre. Thanou, que será la primera mujer en ejercer este cargo en Grecia, estará en funciones hasta la celebración de las elecciones, que según los medios tendrán lugar entre el 20 y el 27 de septiembre.

La jurista de 65 años había sido ya la primera mujer en presidir la Unión de Magistrados y Procuradores, antes que ser elegida presidenta de la Corte Suprema. Vestida de blanco, esta elegante rubia prestó juramento esta tarde durante una breve ceremonia en la sede de la presidencia de la República, en presencia de altos dirigentes de la Iglesia ortodoxa.

El nuevo gobierno interino será designado el viernes, anunció poco antes la oficina del presidente de la República, Prokopis Pavlopoulos. Thanou, graduada de la universidad francesa de la Sorbona, se hizo notar en febrero cuando escribió una carta al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en las que aseguraba que las duras medidas de austeridad adoptadas en Grecia desde hace cinco años fracasaron.

Esta política aniquila al pueblo griego, sostuvo. Su nominación se produce una semana después de la renuncia del primer ministro, Alexis Tsipras, dirigente de la izquierda radical, quien dejó su cargo esperando consolidar su mayoría en el Parlamento. Tsipras, según los medios, quiere que se celebren elecciones lo antes posible, es decir el 20 de septiembre.

Pero los partidos de la oposición, sobre todo la derecha de la Nueva Democracia y el reciente partido de Unidad Popular, formado por disidentes de Syriza y dirigido por el euroescéptico Panagiotis Lafazanis, prefieren que sean el 27 de septiembre, para tener una campaña más larga.

Según la Constitución, se deben celebrar las elecciones al menos un mes después de la disolución del Parlamento. Serán las cuartas elecciones legislativas en tres años en Grecia, un país de la Eurozona que no logra salir de la crisis de la deuda.

La apuesta de Tsipras

En el poder desde hace ocho meses, Alexis Tsipras firmó un nuevo acuerdo con la UE sobre un tercer plan de rescate al país de 86.000 millones de euros, acompañado de nuevas medidas de austeridad, lo que le costó el apoyo de una parte de su partido.

Grecia se había beneficiado ya de dos prestamos sucesivos de la UE y del FMI desde el inicio de la crisis en 2010. Alexis Tsipras excluyó el miércoles formar un gobierno de unidad nacional con los partidos de derecha o de izquierda si no obtiene la mayoría absoluta.

"No voy a convertirme en un primer ministro que coopera con la Nueva Democracia (derecha)", el Pasok (socialistas) o To Potami (centro-izquierda), sostuvo, y pidió a los griegos concederle a su partido la mayoría absoluta. Tsipras, de 41 años, obtuvo una importante victoria durante las legislativas de enero, prometiendo el fin de la austeridad en Grecia.

Sigue gozando de popularidad, aunque a falta de sondeos recientes, es difícil predecir si va a salir victorioso de su nueva apuesta, obtener la mayoría absoluta en las próximas elecciones, o si tendrá que buscarse un aliado para gobernar.

Su socio gubernamental, el pequeño partido soberanista de los Griegos Independientes (Anel) se dijo dispuesta a cooperar de nuevo con Syriza. Sin embargo, no es seguro que este pequeño movimiento logre obtener un 3% de los votos, el mínimo previsto por la Constitución para entrar en el Parlamento.