Preparan “semana nacional de luto”

Mandela será enterrado el domingo 15 de diciembre en el poblado de Qunu tras una serie de actos oficiales.
Miles de personas realizaron espontáneos tributos al premio Nobel de la Paz.
Miles de personas realizaron espontáneos tributos al premio Nobel de la Paz. (Reuters)

Johannesburgo-Pretoria

Toda Sudáfrica lloraba ayer al tiempo que el mundo seguía conmocionado  por la muerte del luchador antiapartheid y héroe nacional Nelson Mandela, fallecido en la noche del jueves a los 95 años tras una larga enfermedad, quien recibirá un funeral de Estado el 15 de diciembre en la localidad de Qunu, en la provincia de Cabo Oriental, donde creció.

Miles de sudafricanos se congregaron en espacios públicos e iglesias a lo largo y ancho del país para recordar a su ex presidente.

En Ciudad del Cabo, cientos de personas se reunieron en una gran plaza pública para brindarle un homenaje durante una misa de varios credos. Muchos dejaron flores en el lugar en el que Mandela dio su primer discurso tras pasar 27 años en prisión.

Los restos mortales de Mandela fueron trasladados ayer por la mañana de su casa en Houghton, en Johannesburgo, al hospital militar de Pretoria, ante un fuerte despliegue policial.

En todo el país las banderas ondean a media asta mientras la muerte del premio Nobel de la Paz ocupa todo el tiempo de las emisiones de radio y televisión. Muchos sudafricanos fueron a trabajar llevando un crespón negro en señal de luto.

“Las muestras de amor que experimentamos localmente y en el extranjero no tienen precedentes”, afirmó el presidente sudafricano, Jacob Zuma, al anunciar las disposiciones para el funeral y entierro.

Zuma anunció que Madiba, el nombre del clan que cariñosamente usaban sus compatriotas, tendrá funerales nacionales a la altura del “hijo excepcional de nuestro país y padre de nuestra joven nación”.

El 10 de diciembre se llevará a cabo una ceremonia oficial en el estadio Soccer City de Soweto, cerca de Johannesburgo —donde Mandela hizo su última aparición pública con motivo de la Copa del Mundo de futbol de 2010—, en la que se espera la presencia de mandatarios de todo el mundo.

Los restos mortales de Mandela serán expuestos en Union Building, sede de la presidencia en Pretoria, del 11 al 13 de diciembre para que sus compatriotas puedan darle un último adiós y el entierro será el día 15 en Qunu.

La semana próxima ha sido declarada “semana nacional de luto”. Mañana está previsto un “día nacional de rezo y de reflexión” para este “héroe de la humanidad” que falleció en su casa a raíz de una infección pulmonar por la que estuvo hospitalizado de junio a septiembre.

“Guardaremos luto durante una semana y celebramos también toda su vida durante una semana”, anunció Zuma.

El mandatario estadunidense, Barack Obama, y su esposa, Michelle, asistirán a los funerales de Mandela, al igual que la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. Se espera que en las próximas horas, más gobernantes se sumen a la comitiva.

Junto a los Obama, viajarán los ex mandatarios George W. Bush, James Carter y Bill Clinton, con sus respectivas esposas.

La alcaldesa de Ciudad del Cabo, Patricia de Lille, rompió a llorar y no pudo terminar su discurso ante los periodistas.

SÍMBOLO DE RECONCILIACIÓN

“Héroe”, “ícono”, “símbolo de la reconciliación” son algunos de los epítetos más escuchados en los homenajes rendidos en cada rincón del planeta tanto por políticos, deportistas, economistas, líderes religiosos o ciudadanos anónimos.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, lo calificó de “fuente de inspiración” para todo el mundo.

En París, la cumbre para la paz y la seguridad en África se abrió simbólicamente bajo la presidencia del premio Nobel de la Paz de 1993.

“Hoy, Nelson Mandela preside los trabajos de esta cumbre (...) es un símbolo y al mismo tiempo una exigencia de responsabilidad”, dijo el presidente francés, François Hollande, en la apertura de la reunión.

En EU, Obama ordenó que las banderas ondeen a media asta hasta el lunes por la noche.

Dos laureados con el premio Nobel de la Paz, al igual que él, el Dalái Lama y el arzobispo Desmond Tutu también le rindieron homenaje.

El Dalái Lama dijo que fue “un querido amigo, un hombre valiente, con principios y de una integridad incontestable”.

Desmond Tutu, compañero de lucha de 82 años, no pudo contener las lágrimas ayer al recordar que Mandela fue “un ícono increíble de humanidad, compasión (...) un símbolo de la reconciliación, del perdón y de la magnanimidad”.

“Sugerir que Sudáfrica podría arder (tras la muerte de Mandela) —como lo vaticinan algunos— es desacreditar a los sudafricanos y a la herencia de Madiba”, agregó.

El papa Francisco alabó “su compromiso tenaz” para “promover la dignidad humana de todos los ciudadanos de la nación y forjar una nueva Sudáfrica”.



“Era mi padre”: Celador

-“Mandela fue mi prisionero, mi amigo, mi presidente y mi padre”, dijo Christo Brand, de 53 años, el guardia de prisión de Nelson Mandela en Robben Island.

“Cuando fue liberado la prisión me pareció vacía. Pero seguimos en contacto. Fue como un padre para mí. Tenía los pies en la tierra. Cuando yo tenía un problema, él me aconsejaba. Era mi prisionero, pero era mi padre”, confesó Brand.

“No había barrera de color entre nosotros. Era un ser humano”, añadió. “No tenía permiso para hacerme su amigo. Teníamos que hacer nuestro trabajo. Pero si te hacías amigo, lo hacías en horas”.

Brand también fue el celador de Mandela cuando lo transfirieron a Pollsmoor, en Ciudad del Cabo, y a la prisión Victor Verster, en la provincia de Cabo Occidental.

Mandela fue transferido a Pollsmoor en 1982, después de estar tras las rejas en Robben Island durante 18 años. Varias decenas de funcionarios, muchos de los cuales conocieron a Mandela en Pollmoor, rezaron y cantaron ayer en honor del luchador por la libertad.

(DPA/Johannesburgo)


Claves

Delegación mexicana

-El encargado de negocios de la embajada sudafricana en México informó que una delegación mexicana de alto nivel acudirá el próximo martes a los funerales de Estado de Nelson Mandela.

-Sin confirmar si el presidente Enrique Peña Nieto encabezará la delegación mexicana, el diplomático Martin Mala detalló que el funeral de Estado tendrá lugar en el estadio de Johannesburgo.

-En conferencia de prensa en la residencia del embajador sudafricano, Sandile Nogxina, Mala confirmó que habrá una misa el 10 de diciembre en la Basílica de Guadalupe en memoria de Madiba.