Alista EU sanciones para Venezuela por violencia

El proyecto de sanciones económicas que se discute incluye la prohibición de visas a autoridades venezolanas que han reprimido las protestas en ese país.
Nueva marcha en Venezuela; estudiantes visitan embajada de Cuba
Desde febrero Venezuela ha sido escenario de numerosas protestas de estudiantes y opositores en contra del gobierno por una inflación galopante, la escasez de productos básicos y la elevada delincuencia. (EFE)

Washington

El Congreso de Estados Unidos se prepara para imponer sanciones económicas contra el gobierno de Venezuela por las violentas protestas callejeras.

Funcionarios del Departamento de Estado acudirán el jueves a una reunión con una comisión del Senado para hablar sobre las violentas protestas callejeras que han sacudido a ese país durante las últimas semanas y un panel de la Cámara de Representantes terminará su proyecto de sanciones el viernes.

La legislación en ambas cámaras es relativamente modesta ya que se enfoca en otorgar 15 millones de dólares en nuevas asignaciones para la promoción de la democracia y al Estado de derecho en el país sudamericano. También prohíbe la expedición de visas a autoridades que han reprimido las protestas contra el gobierno en las que participan por estudiantes, líderes de oposición, así como la congelación de sus activos.

El senador republicano Marco Rubio, promotor de la legislación en el Senado, dijo que lo más importante de las sanciones es el mensaje que enviarán en un momento en que grupos defensores de derechos humanos acusan al gobierno de Venezuela de arrestar, torturar y hasta matar a manifestantes desarmados.

"Esto sucede en nuestro propio hemisferio", dijo Rubio. Agregó que las sanciones deben aplicarse a cualquiera que sea responsable de violaciones a los derechos humanos y se negó a excluir al presidente Nicolás Maduro de esa posibilidad. Actuar ahora demostrará que Estados Unidos "está firme en el bando de las aspiraciones democráticas del pueblo venezolano", dijo.

La aplicación de sanciones está ganando respaldo tras la divulgación esta semana de un crítico informe de la organización Human Rights Watch.

La agrupación dijo que jueces y fiscales han ignorado repetidamente pruebas de violaciones sistemáticas a los derechos humanos por parte del gobierno venezolano señalando que decenas de manifestantes han sufrido graves abusos físicos y psicológicos.

Al menos 41 personas han muerto desde que comenzaron las protestas en febrero, mientras que otros han sufrido lesiones que van desde fracturas hasta amenazas de muerte o violación.

En 10 casos hay evidencias que pueden ser consideradas tortura, señaló la organización con sede en Nueva York. En casi todos los casos que revisaron estaban involucradas personas a las que se les negó el debido proceso, a muchos se les mantuvo incomunicados y se les negó asistencia legal hasta poco antes de que comparecieran ante un juez, lo que a menudo ocurrió a media noche.

Rubio, quien es visto como un posible candidato republicano a la presidencia en 2016, modificó sus prioridades a la política exterior luego de retractarse en el apoyo a la reforma migratoria. Apoyado por los demócratas en marzo presentó legislaciones en el Senado para aplicar sanciones, apoyado por los demócratas Bill Nelson y Robert Menéndez, presidente de la comisión de Relaciones Exteriores. La audiencia del jueves en la que se estudiarán las propuestas de penalización también tiene el objetivo de persuadir al republicano Bob Corker de respaldar esas iniciativas.

Desde febrero Venezuela ha sido escenario de numerosas protestas de estudiantes y opositores en contra de una inflación galopante, la escasez de productos básicos y la elevada delincuencia.