Maratón de NY gana Príncipe de Asturias de los Deportes

La competencia de atletismo fundada en 1970 congrega cada año a 2 millones de espectadores y 50 mil participantes.
El crecimiento del Maratón de Nueva York ha hecho que la participación popular se articule en la actualidad a través de un sistema de sorteo entre todos los inscritos.
El crecimiento del Maratón de Nueva York ha hecho que la participación popular se articule en la actualidad a través de un sistema de sorteo entre todos los inscritos. (EFE)

Oviedo

El Maratón de Nueva York, la carrera más popular del mundo, ha sido galardonado este miércoles con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes 2014, al que optaban un total de veintidós candidaturas de trece nacionalidades.

La candidatura del Maratón de Nueva York, que se ha impuesto en las votaciones finales a las de la nadadora española Mireia Belmonte, las selecciones nacionales de hockey sobre patines y de waterpolo femenino, había sido propuesta por Bernardo Hernández González, miembro del Jurado del Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2014.

Fundado en 1970 por Fred Lebow (1932-1994) y organizado por el 'New York Road Runners', el Maratón de Nueva York se ha convertido en la carrera más popular y multitudinaria del mundo. La cita cuenta en sus 42 mil195 kilómetros con la participación de más de 9 mil voluntarios y congrega a más de dos millones de espectadores.

En su primera edición contó con una participación de 127 corredores, que pagaron un dólar de inscripción. Sólo 55 lograron cruzar la meta.

Desde entonces, el Maratón neoyorquino -integrado en el World Marathon Major con los de Boston, Chicago, Tokio, Berlín y Londres- ha crecido de manera continua hasta convertirse en una prueba atlética de repercusión internacional en la que actualmente más de 50 mil participantes, entre profesionales y aficionados, cruzan la línea de meta.

El crecimiento del Maratón de Nueva York ha hecho que la participación popular se articule en la actualidad a través de un sistema de sorteo entre todos los inscritos.

Según ha destacado la Fundación Príncipe de Asturias, con su itinerario a través de toda la ciudad, el Maratón de Nueva York se ha convertido en una carrera que, al aglutinar deporte, espíritu ciudadano y repercusión mediática, empezó a resultar atractiva para algunos de los mejores especialistas del mundo en esta distancia.

Así, en 1978 se superaron, por primera vez, los 9 mil participantes en la carrera, en la que, además, la noruega Grete Waitz estableció un nuevo récord del mundo al completar la distancia en 2 horas, 32 minutos y 30 segundos.

Esta especialista en larga distancia es además la atleta con más victorias en la historia de la prueba, con un total de nueve.

En los años 90 empezaron a destacar los atletas africanos, y en 1994 la keniana Tegla Loroupe demostró, con su primera victoria en categoría femenina, que las corredoras africanas estaban al nivel de los hombres, lo que les abrió las puertas para que las invitaran a participar en otras carreras internacionales de larga distancia.

En 2000, la organización incluyó una categoría oficial para corredores en silla de ruedas, que con el tiempo también se ha convertido en la prueba más competitiva del panorama internacional en esta distancia y en la que también participan atletas con bicicletas de manos y otro tipo de discapacidades.

La única cancelación en la historia del Maratón de Nueva York se produjo en 2012, a causa del huracán Sandy, aunque miles de personas se concentraron para correr en Central Park.

El Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, dotado con una escultura de Joan Miró -símbolo representativo del galardón-, la cantidad en metálico de 50 mil euros, un diploma y una insignia, está destinado a distinguir a quien destaque por la "ejemplaridad de su trayectoria, haya contribuido con su esfuerzo, de manera extraordinaria, al perfeccionamiento, cultivo, promoción o difusión del deporte".

Los últimos ganadores han sido el golfista José María Olazábal (2013), los futbolistas de la selección española Iker Casillas y Xavi Hernández (2012), la selección española de fútbol (2010), la saltadora con pértiga Yelena Isinbayeva (2009) y el tenista español Rafael Nadal (2008).