Malala y Satyarthi, grandes luchadores por los niños: ONU

Organismos en pro de la educación y representantes de la comunidad internacional celebraron el Premio Nobel de la Paz a los activistas Malala Yousafzai y Kailash Satyarth.
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en la inauguración de la cumbre sobre clima en la que participan más de 120 jefes de Estado y de gobierno.
Ban Ki-Moon, secretario general de la ONU. (AP)

Nueva York/Berlín/París

La comunidad internacional se volcó a felicitar por su "valor" y por dar voz a los niños a los ganadores del Premio Nobel de la Paz de este año, el activista indio Kailash Satyarthi, de 60 años, y la joven paquistaní Malala Yousafzai, de 17.

"Son dos grandes luchadores por los niños", afirmó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. "Malala es una hija de las Naciones Unidas, una valiente defensora de la paz que se convirtió en maestra para el mundo sencillamente por ir a la escuela", agregó.

El Fondo de la ONU para la Infancia, UNICEF, celebró el "merecido reconocimiento a dos valientes luchadores por los derechos de los niños". "Este premio será una inspiración para los millones de niños desconocidos y sin nombre que cada día luchan por el derecho a la educación y a ser escuchados y protegidos", afirmó el organismo en un comunicado emitido en Ginebra.

La concesión del Nobel de la Paz a los dos activistas es "un fuerte mensaje para el mundo sobre la importancia de la educación para construir sociedades pacíficas y sostenibles", apuntó por su parte la Organización de la ONU para la educación, la ciencia y la cultura (UNESCO).

"En un momento en que el mundo se enfrenta a muchos retos, desde la crisis del ébola a la 'limpieza cultural' en Irak y Siria, este premio supone una luz de esperanza para el futuro", añadió la organización.

"Creemos que fueron premiadas dos personas importantes. Nos alegramos de que reciban este galardón y confiamos en que sea un apoyo para lograr cosas buenas", dijo el portavoz del papa Francisco, Federico Lombardi, citado por medios italianos. El pontífice era este año uno de los favoritos para el Nobel de la Paz, aunque según Lombardi, "pocos lo sabían" en el Sínodo de la Familia que se celebra estos días en Roma.

También varios mandatarios felicitaron a los ganadores de este año, procedentes de dos países enfrentados.

"Toda la nación está orgullosa por este importante éxito", dijo el primer ministro indio, Narendra Modi. "Kailash Satyarthi dedicó su vida a una cuestión extremadamente importante para toda la humanidad", destacó.

El primer ministro, Nawaw Sharif, felicitó por su parte a Malala por convertirse en la primera paquistaní en recibir el galardón.

"Estamos orgullosos de que una chica paquistaní haya recibido el premio siendo tan joven", dijo además el ministro de Interior del país, Nisar Ali Khan.

También la canciller alemana, Angela Merkel, tuvo palabras de reconocimiento. "Es un buen día para los niños del mundo", dijo en Berlín.

El presidente francés, François Hollande, alabó también el valor y la tenacidad de los dos activistas. "El Premio Nobel premia su notable compromiso con los derechos de los niños", afirmó Hollande, que recordó que los menores son las primeras víctimas de los conflictos. "Ellos son los primeros en ser masacrados o tomados como rehenes", recordó.

"La decisión de hoy rinde homenaje al indiscutible derecho a la educación de todos los niños, la igualdad de derechos para las mujeres y la importante campaña contra la opresión", afirmaron desde Bruselas, los presidentes del Consejo y de la Comisión Europea.

"Nos alegramos por Malala (...) pero no podemos olvidar a los millones de niños del mundo a los que se les niega el derecho a la educación. Esto es una victoria para todos ellos", recordaron Herman Van Rompuy y José Manuel Durao Barroso. En su comunicado conjunto recuerdan que en cuando la Unión Europea ganó el Nobel de la Paz, en 2012, se destinó la dotación del premio a los niños de zonas en conflicto.

"Confío en que el reconocimiento del trabajo de estos dos extraordinarios defensores de los derechos humanos refuerce la voluntad política de los Estados y los esfuerzos de la gente y las instituciones respecto a los derechos de los niños en todo el mundo", apuntó por su parte el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, príncipe Said Raad al Hussein.