Político de California lanza iniciativa para controlar armas

Gavin Newsom propondrá un referéndum en 2016 para solicitar a los votantes que se endurezcan las leyes estatales sobre armas.

California

El vicegobernador de California, Gavin Newsom, propondrá un referéndum en 2016 para solicitar a los votantes que se endurezcan las leyes estatales sobre armas mediante la restricción de venta de municiones, requerir a los propietarios que entreguen los cargadores de armas de asalto de alta capacidad y exigir a los dueños que reporten armas perdidas o robadas a las fuerzas policiacas.

Si se adopta, la propuesta de Newsom, que se planea será lanzada el jueves, haría de California el primer estado de la nación que exija la verificación de antecedentes en los puntos de venta de municiones, a pesar de que en otros estados se demanda a los compradores obtener licencias y pasar por los controles de antecedentes con antelación.

La propuesta fue elaborada por Newsom, un candidato a gobernador de California en 2018, y patrocinada por el Centro de Leyes para Prevenir la Violencia Armada. La iniciativa se da a conocer en la estela de asesinatos a lo largo y ancho del país y de tres homicidios en el área de San Francisco, en los cuales los tiradores presuntamente robaron armas para cometer los crímenes.

La iniciativa electoral pediría a los votantes hacer cinco cambios en la ley estatal:

— Eliminar las reservas de cargadores de amplia capacidad ahora prohibidos para 11 cartuchos o más: se demandaría a los dueños venderlos a un negociante de armas de fuego con licencia, sacarlos del estado o entregarlos a las fuerzas policiacas para ser destruidos. La ley del estado ya prohibió fabricar o vender cargadores con capacidad para 10 o más cartuchos.

— Comprobación de antecedentes para los compradores de municiones: los vendedores de municiones necesitarían realizar la verificación de antecedentes en el punto de venta para todas las municiones, y los comerciantes necesitarían una licencia similar a las requeridas para vender armas de fuego. Las tiendas también estarían obligadas a informar a las fuerzas policiacas si las municiones se pierden o son robadas.

— Reportar armas perdidas y robadas: California se sumaría a otros 11 estados que demandan informar a las autoridades si las armas de fuego se extravían o son robadas.

— Los delincuentes deben renunciar a las armas: los tribunales en California establecerían un proceso claro para renunciar a las armas. Los autores dicen que más de 17.000 californianos quienes tienen prohibido poseer armas de fuego actualmente las tienen.

— Base de datos de armas de fuego: el Departamento de Justicia de California tendría que notificar al sistema federal de verificación de antecedentes criminales cuando alguien sea agregado a la base de datos de aquellos que tienen prohibido comprar o poseer un arma de fuego. Actualmente California informa al sistema federal voluntariamente.

Las encuestas han mostrado que los votantes en California generalmente están más a favor de restringir el acceso a las armas que los votantes en otros estados.

Una encuesta difundida el mes anterior por el Instituto de Políticas Públicas de California descubrió que dos tercios de los adultos creen que las leyes de control de armas en California deberían ser más estrictas de lo que son ahora. El estudio encontró que el 57% de los adultos dijo que controlar a los propietarios de armas es más importante que proteger los derechos de los estadounidenses a poseerlas, mientras que 40% afirmó que la protección a la tenencia de armas es más importante.