Policía tailandesa dispersa a manifestantes en Bangkok

Tres policías y 48 civiles resultaron heridos en la operación que también recurrió a chorros de agua a presión y balas de goma.

Tokio

La policía tailandesa dispersó hoy con gas lacrimógeno en Bangkok a manifestantes que intentaron irrumpir en el estadio donde la Comisión Electoral (CE) registra a los candidatos de los comicios del 2 de febrero.

Tres policías y 48 civiles resultaron heridos en la operación que también recurrió a chorros de agua a presión y balas de goma.

El grueso de los opositores regresó al campamento base, ubicado en las cercanías al Monumento para la Democracia de la capital tailandesa, tras permanecer en las cercanías del estadio dos días.

Tras los enfrentamientos un helicóptero evacuó a los cinco miembros de la CE y a los representantes de los partidos políticos del estadio.

El presidente de la CE, Supachai Charoenwong, señaló que a pesar de la interrupción, la comisión organizará la elección el febrero como lo exige el Decreto Real, reportó el diario The Nation en su edición electrónica.

Bajo la presión de las manifestaciones, la primera ministra interina, Yingluck Shinawatra, disolvió el parlamento y renunció, aunque sigue al frente del gobierno de manera interina hasta las nuevas elecciones.

Los manifestantes, encabezados por el ex viceprimer ministro Suthep Thaugsuban, han prometido boicotar las elecciones y sacar del gobierno a Yingluck, cuyo hermano es el centro de la disputa entre ambos bandos, la cual ha paralizado a Tailandia desde el mes de octubre.

La oposición, agrupada en varios frentes, acusa al exprimer ministro Thaksin Shinawatra, quien vive en el exilio, de ser el verdadero poder en la sombra detrás de su hermana, para lo cual plantean la creación de un "consejo popular" y la salida de Yingluck.

La víspera Yingluck propuso la creación de un consejo independiente para efectuar diferentes reformas, que funcionaría junto con el gobierno electo, en un aparente intento de compromiso con la oposición que fue rechazado de inmediato por los manifestantes.

El jefe del Consejo de Seguridad Nacional, Paradorn Pattanathabutr, afirmó que la respuesta de la policía no marcó un cambio de enfoque para el manejo de las protestas, que desde el mes pasado se suceden a diario en Bangkok.

Las manifestaciones para forzar la dimisión del gobierno empezaron en octubre cuando el gobierno de Yingluck trató de aprobar una ley de amnistía que habría permitido a Thaksin regresar a Tailandia del exilio en Dubai sin ir a la cárcel.