Policía abre investigación preliminar de la campaña de reelección de Rousseff

La televisora Globo informó que a investigación fue abierta el 7 de octubre por la Policía Federal por orden del magistrado Gilmar Mendes, miembro del Tribunal Superior Electoral (TSE), ...
Dilma Rousseff sigue sometida a una gran presión por su gestión económica, el escándalo Petrobras y la financiación electoral
Dilma Rousseff sigue sometida a una gran presión por su gestión económica, el escándalo Petrobras y la financiación electoral (AFP)

Río de Janeiro

La Policía Federal abrió una investigación preliminar para verificar supuestas irregularidades en la campaña electoral que culminó en octubre pasado con la reelección de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, para un nuevo mandato de cuatro años, informó hoy la red de televisión Globo.

La investigación fue abierta el 7 de octubre por la Policía Federal por determinación del magistrado Gilmar Mendes, uno de los miembros del Tribunal Superior Electoral (TSE), según fuentes policiales consultadas por Globo.

El objetivo es establecer si Rousseff y su vicepresidente, Michel Temer, incurrieron en abuso de poder para reelegirse en octubre del año pasado y si la campaña electoral fue financiada con recursos desviados de la petrolera estatal Petrobras.

En una petición que envió en agosto pasado a la Fiscalía y a la Policía Federal, Mendes pidió que se esclarezca si la campaña electoral de Rousseff se benefició de dinero procedente de la red de corrupción que desvió cerca de dos mil millones de dólares de Petrobras.

El magistrado citó una declaración de un empresario preso por su participación en las corruptelas de Petrobras, que colabora con la investigación a cambio de reducción de sus penas, y quien dijo haber donado 7.5 millones de reales (unos 1.9 millones de dólares) a la campaña electoral de Rousseff procedentes de los desvíos.

El magistrado también pidió que se investiguen posibles irregularidades en los pagos a una empresa que recibió unos 444,400 dólares de la campaña electoral de la presidenta y que fue creada sólo dos meses antes de ser contratada para servicios que no aclaró.

Las posibles irregularidades en las cuentas de campaña electoral de la jefe de Estado son señaladas por la oposición como posible justificación para abrir un juicio político con fines de destitución contra la mandataria.

Los sectores de la oposición que defienden la apertura de un juicio político contra Rousseff esperan que el tribunal electoral pueda declarar irregular alguna de las cuentas de campaña para poder utilizar esa justificación en su proceso.

El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, que tiene el deber constitucional de aceptar o rechazar las peticiones de juicio con fines de destitución que sean presentadas contra el jefe de Estado, ha rechazado hasta ahora once peticiones de la oposición en ese sentido por considerar que no tienen peso jurídico.

La Constitución brasileña prevé la posibilidad de destituir a un jefe de Estado, pero para iniciar el juicio exige razones jurídicas que, en la opinión del Gobierno, no existen en el caso de Rousseff.

Rousseff, a Suecia y Finlandia

Mientras, la presidenta brasileña emprendió hoy un viaje que la llevará a Suecia y Finlandia en busca de inversiones y negocios, y que le supone un respiro en medio de la delicada crisis política y económica que enfrenta su Gobierno.

Fuentes oficiales explicaron que, en esos dos países nórdicos, la jefa de Estado discutirá nuevas posibilidades de cooperación en las áreas de defensa, energías renovables, tecnología y educación, entre otras.

Brasil está urgido de capitales extranjeros que ayuden a atajar la delicada situación de la economía nacional, que en la opinión de los analistas del sector privado y de organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) se encogerá este año en torno al 3 %.

Asimismo, Rousseff enfrenta una grave crisis política, en parte derivada de los escándalos de corrupción en la estatal Petrobras, y una ofensiva de la oposición para promover un juicio con miras a su destitución por irregularidades en las cuentas fiscales.

La agenda oficial de la mandataria en este viaje comenzará el próximo domingo en Estocolmo, donde será recibida por el rey Carlos XVI Gustavo y tendrá un encuentro con empresarios brasileños.

El lunes tendrá una reunión de trabajo con el primer ministro sueco, Stefan Löfven, participará en dos seminarios empresariales y visitará en Linköping las instalaciones de la empresa Saab, con la que Brasil ha firmado un contrato para la adquisición de 36 cazas Gripen NG, de los cuales cerca de la mitad serán producidos en forma conjunta.

Según fuentes oficiales, Rousseff pretende animar a las empresas suecas a aumentar su presencia en Brasil, donde actualmente operan unas 200 firmas de ese país nórdico, muchas de las cuales están volcadas al sector tecnológico.

El martes, realizará una visita oficial a Finlandia, donde será recibida por el presidente Sauli Niinistö y el primer ministro Juha Sipilä. En Helsinki, también participará en un evento con empresarios de ambos países y posteriormente emprenderá el regreso a Brasil.