Policía arresta a varios sospechosos de ataques en Kenia

Los islamistas somalíes shebab reafirmaron hoy ser los responsables de estos ataques y prometieron que "continuarán la guerra" contra las autoridades kenianas.
Un residente de Lamu, ciudad en la costa de Kenia escenario de una masacre terrorista, monta en su burro en un ambiente de aparente calma
Un residente de Lamu, ciudad en la costa de Kenia escenario de una masacre terrorista, monta en su burro en un ambiente de aparente calma (AFP)

Nairobi

Varios sospechosos vinculados con los dos ataques que estos últimos días dejaron unos sesenta muertos en Kenia fueron arrestados, anunció hoy el jefe de la policía keniana David Kimaiyo. "Hemos arrestado a varios sospechosos vinculados con el incidente de Mpeketoni", localidad cercana a la turística costa del sureste del país, atacada el domingo por la noche, declaró Kimaiyo en Twitter.

Entre las personas detenidas figura "el dueño y chófer de uno de los vehículos utilizados por los asaltantes", precisó el jefe de la policía. Medio centenar de hombres armados mataron a 49 personas en un ataque perpetrado el domingo por la noche en Mpeketoni. Según testigos, los asaltantes mataron únicamente a hombres de fe cristiana. La noche siguiente, en otro ataque contra una localidad vecina, al menos quince personas perdieron la vida.

Los islamistas somalíes shebab reafirmaron hoy ser los responsables de estos ataques y prometieron que "continuarán la guerra" contra las autoridades kenianas. El ataque de Mpeketoni fue ordenado por el alto comandante de los muyahidines (shebab) en represalia a la muerte de musulmanes en Somalia y Kenia" en manos del ejército keniano, declaró el portavoz militar del grupo insurgente, Abdulaziz Abu Musab, en una conferencia de prensa retransmitida en una radio favorable a los shebab.

Estos ataques ya habían sido reivindicados por los shebab, pero el presidente keniano Uhuru Kenyatta desmintió el martes que los islamistas somalíes shebab hubiesen cometido estas masacres y acusó en su lugar a "redes políticas locales". "No se trata de un ataque shebab. Las pruebas demuestran que están implicadas redes políticas locales en la preparación y ejecución de este crimen odioso" y están relacionadas con "bandas criminales", afirmó en una intervención en la televisión.

Por otra parte, las autoridades kenianas desmintieron hoy que se haya raptado a mujeres en los ataques de los últimos días, tal y como lo afirmaron algunos medios. "No hubo ataques contra mujeres, por lo que se trata de información falsa", declaró a la AFP el jefe de la policía keniana, David Kimaiyo.