Policía de Nigeria pide a aficionados al futbol quedarse en casa

Al menos 21 personas murieron anoche en la ciudad de Damaturu al estallar una bomba delante de un centro de retransmisión donde una muchedumbre para ver el partido Brasil-México en pantalla ...

Lagos

La policía de Nigeria aconsejó hoy a los aficionados al fútbol que eviten reunirse en los lugares públicos de retransmisión de los partidos del Mundial de Brasil-2014, tras un atentado que dejó 21 muertos en el norte del país. "Aconsejamos a los nigerianos que eviten al máximo los centros de retransmisión de los partidos", declaró Frank Mba, portavoz de la policía, a la AFP.

Mba sugiere a los aficionados al fútbol que se reúnan en casas con familiares o amigos para seguir los partidos. Una bomba estalló el martes por la noche delante de un centro de retransmisión donde se había congregado una muchedumbre para ver el partido Brasil-México en pantalla gigante, en la ciudad de Damaturu, en el nordeste.

Al menos 21 personas murieron, según una fuente médica, aunque la policía habla solo de catorce muertos. Varios centros de retransmisión y campos de fútbol han sido atacados en los últimos tiempos en Nigeria. Los ataques no han sido reivindicados pero las autoridades atribuyen su autoría al grupo islamista Boko Haram, cuyo jefe Abubakar Shekau ha descrito en numerosos vídeos el fútbol como una perversión occidental destinada a alejar a los musulmanes de la religión.

Mba precisó que cada estado era competente para ordenar el cierre de los centros de retransmisión de partidos en pantalla gigante, como ya ocurrió en los estados de Adamawa (nordeste) y de Plateau (centro).

La policía aboga también por instaurar medidas para mejorar la seguridad en el Norte, blanco principal de los ataques de Boko Haram, como la creación de zonas peatonales de entre 50 y 100 metros en torno a los centros de retransmisión para impedir los atentados con coche bomba. "No pedimos una prohibición total, queremos sobre todo sensibilizar al público para que tome sus decisiones conscientemente", agregó.

De otra parte, altos jefes militares de Nigeria rechazaron hoy rumores de un posible golpe de Estado en la nación más poblada de África, que hace frente a un incremento de la violencia a manos de rebeldes islamistas. "No lo haremos (un golpe de Estado)", aseguró el responsable del Estado Mayor Alex Badeh, tras rumores de que la situación en Nigeria, donde el grupo islamista radical Boko Haram ha matado a miles de personas desde 2009, podría conducir a una toma del poder por los militares.

"Las Fuerzas Armadas son defensoras de la democracia", dijo por su parte el jefe de la Aviación, Marshal Badeh. Los ataques de Boko Haram, cuyo nombre significa "La educación occidental es un pecado", en lengua hausa), han dejado más de dos mil muertos este año en Nigeria, donde se decretó en mayo de 2013 la ley marcial en los estados de Adamawa, Borno (feudo de Boko Haram) y Yobe.