Podrían investigar a infanta Cristina por fraude fiscal

Cristina de Borbón podría volver a ser investigada por fraude fiscal después de que la Agencia Tributaria descubrió que la infanta generó datos ficticios para pagar menos impuestos.
La infanta Cristina de Borbón
La infanta Cristina de Borbón (EFE)

Madrid

La hija del Rey de España, la infanta Cristina de Borbón, alquilaba su palacete de Barcelona a la sociedad Aizoon, cuyos propietarios son ella misma y su marido Iñaki Urdangarin, para generar datos ficticios y pagar menos impuestos, algo que le colocaría al borde de una segunda imputación.

La infanta alquilaba su palacete de Barcelona a la sociedad Aizoon para generar datos ficticios y pagar menos impuestos.


Fue la propia Agencia Tributaria la que entregó al juez de la causa el contrato original por el cual los Duques de Palma hicieron creer a Hacienda que tenían alquilada su residencia en Cataluña donde supuestamente tenían instalada una oficina.

Esta nueva información, publicada hoy por El Mundo, confirmaría su implicación directa en la gestión de la trama y la sitúa en el epicentro del fraude fiscal y del blanqueo de capitales, por lo que el juez estudia llamarla a declarar.

El documento publicado por el diario español alberga la firma por duplicado de Cristina de Borbón como “arrendadora” y como “arrendataria” por lo que queda pulverizado el argumento esgrimido hasta la fecha por la Fiscalía, la Abogacía del Estado y la propia Agencia Tributaria encaminado a exonerarla en la trama vinculada al Instituto Nóos.

Cristina de Borbón firmó como “arrendadora” y como “arrendataria”.


El argumento de la hija del rey, que ya ha sido imputada y posteriormente se le retiró ésta acción, fue que ella “no era consciente” de lo que hacía pese a ser la propietaria del 50 por ciento de la entidad Aizoon.