Podemos plantea apoyar la investidura de Pedro Sánchez

El partido español Podemos, resucitó la posibilidad de apoyar la investidura de Pedro Sánchez, del PSOE, algo que hace tres meses el partido se encargó de bloquear.
Pablo Iglesias, líder del partido Podemos.
Pablo Iglesias, líder del partido Podemos. (Reuters)

Madrid

Sorpresivamente y luego de que no quiso hacerlo hace tres meses, Podemos, el partido de extrema izquierda español, resucitó por boca de varios voceros y de su líder, Pablo Iglesias, la posibilidad de que Pedro Sánchez, candidato del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), sea presidente del gobierno con su apoyo.

Hace tres meses Podemos votó en contra de Sánchez en las dos ocasiones que el socialista trato de ser investido presidente de España, debido a que Sánchez previamente había firmado un pacto con Ciudadanos, el partido de centro-derecha.

Hace dos días, sorprendentemente, la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, lanzó la propuesta que retomó Pablo Iglesias.

Iglesias dijo posteriormente, en una entrevista con el periódico digital El diario, señaló que si el PSOE diera un "paso adelante", estudiarían la posibilidad de votar a favor con tal de que el conservador Mariano Rajoy no sea presidente en las próximas semanas.

"En aras de evitar un gobierno del PP, si el PSOE propone algo, lo estudiaremos. Seguirían dando los números para un ejecutivo de características similares al que propusimos hace unos meses", subrayó.

Según Pablo Iglesias, uno de los líderes del movimiento de los indignados del 15-M, los números siguen dando en las cuentas para una posible investidura de Pedro Sánchez para un gobierno de izquierdas.

Por ello, insistió, en que "la iniciativa es del PSOE y da la impresión de que ha renunciado a ello. Creo que hay demasiados elementos en ese partido, el propio silencio de Sánchez es elocuente, que apuntan a que el PSOE facilite, aunque baile hasta el final, un gobierno del PP mediante alguna abstención".

Eso sí, advirtió al Partido Socialista que la posibilidad de acuerdo de gobierno pasa por tomar como base el programa socialista y siempre y cuando se dé por descartado un nuevo pacto con Ciudadanos.

Sin embargo, la realidad de los números choca con este ofrecimiento. El partido Socialista y Podemos suman menos escaños que en diciembre, concretamente cinco menos, es decir, 85 más 71 que da un total de 155).

Una cifra mucho menor que los que reunirían el Partido Popular y Ciudadanos (y que sería de 137 y 32, que hacen un total de 169). Eso sí aquí el Partido de Rajoy evidentemente debería de contar con el apoyo de Ciudadanos, que ya ha dicho que no se lo dará.

Esto significa que en el caso de un gobierno de izquierdas, la única posibilidad es acumular al resto de fuerzas políticas. Empezando por los independentistas catalanes y vascos. Y continuando, por ser imprescindibles, por sumar a dos fuerzas nacionalistas: vascos y canarios.

n definitiva, habría que reunir a toda la oposición en un solo bloque contra Mariano Rajoy para echarle de la casa presidencial de La Moncloa.

Por eso la nueva estrategia de Podemos llamó la atención en los círculos políticos del país, ya que el partido morado incluso daba por hecho que gobernaría Rajoy y que había que hacer una oposición dura ante las posibilidades que da con un gobierno "inestable" en apoyos.

Ahora Pablo Iglesias señaló que en su formación tienen "los oídos muy bien abiertos" por si el líder del Partido Socialista les propusiera "otro tipo de gobierno" u "otro tipo de acuerdo" diferente al de Ciudadanos.

La primera en impulsar esta idea fue Teresa Rodríguez, quien propuso que Sánchez fuera presidente de un gobierno en minoría, sin la entrada de Podemos, que fuera apoyado por su partido a cambio de que el PSOE cumpla una serie de exigencias mínimas como derogar la nueva ley de educación o la polémica reforma laboral aprobabas por la mayoría del Partido Popular en el Congreso en la pasada legislatura.

Ante este escenario, habrá que esperar lo que diga el socialista Pedro Sánchez, que no ha dado la cara desde un día antes de las elecciones y que, de acuerdo a lo publicado por varios diarios del país, está de vacaciones en la playa.