Planea China integrar a 100 millones de personas en ciudades

Hong Kong

China planea la integración en 2020 en las ciudades de 100 millones de migrantes que hoy viven y trabajan en urbes, pero sin los beneficios sociales que los oriundos, informó el gobierno.

El gobierno chino publicó la víspera su “Plan nacional para un nuevo modelo de urbanización”, en el que marca los objetivos a cumplir entre 2014 y 2020.

El objetivo más importante es la urbanización de la población china, que se prevé represente 60 por ciento del total de los mil 300 millones de chinos en 2020.

Pekín prevé que para ese año 45 por ciento de los urbanitas disponga de un permiso de residencia (hukou, en mandarín) correspondiente al lugar donde reside, lo que de aplicarse supondría un cambio muy importante en el sistema de registro y de equidad.

En vigor desde hace varias décadas, el ‘hukou’ es una especie de pasaporte interno que fija el lugar de residencia de un ciudadano chino y que, de incumplirse, quita a la persona y a sus hijos servicios como sanidad, educación o acceso a la vivienda, creando ciudadanos de primera y segunda clase en una misma urbe.

De esta forma, Pekín limita la migración del campo a la ciudad (oeste a este del país, por lo general), adonde los emigrantes van en busca de mejores oportunidades laborales.

Los datos oficiales indican que, pese a contar con 52.6 por ciento de ciudadanos residentes en ciudades, sólo 35.3 por ciento de éstos tienen un ‘hukou’ correspondiente con su estatus.

Los expertos, que hace años piden la reforma de ese sistema, advierten que cualquier modificación debe incluir una amplia inversión en infraestructuras, alojamiento, transporte y servicios públicos, pues las ciudades responden a las necesidades de todos los residentes.