Pide papa Francisco poner fin a la "intolerable brutalidad"

Reiteró su llamamiento para que "todos, según sus posibilidades, trabajen para aliviar los sufrimientos de todos los que están sometidos a una dura prueba sólo a causa de la fe que profesan".

Ciudad del Vaticano

El papa aseguró hoy que no olvida y reza para que se ponga fin a la "intolerable brutalidad" que están sufriendo los cristianos y otros grupos en Irak y Siria.

"No cesan de llegar, por desgracia, noticias dramáticas desde Siria e Irak sobre violencia, secuestros de personas y abusos contra los cristianos y otros grupos", recordó el papa tras el rezo dominical del Ángelus en la ventana del palacio pontificio en la Plaza de San Pedro.

Francisco aseguró que no les olvida y que se siente cerca de ellos, mientras reza "insistentemente para que lo antes posible se ponga fin a la intolerable brutalidad de la que son víctimas".

La población de ambos países está siendo masacrada y, en algunos casos, es objeto de limpieza étnica por parte de los yihadistas del Estado Islámico, que han proclamado un "califato" en territorio sirio e iraquí donde ha desplegado un imperio del terror.

El papa, asimismo, reiteró su llamamiento para que "todos, según sus posibilidades, trabajen para aliviar los sufrimientos de todos los que están sometidos a una dura prueba sólo a causa de la fe que profesan".

Explicó que a ellos dedicó sus intenciones de oración junto con la Curia romana en la última misa de los ejercicios espirituales que celebró la pasada semana durante un retiro en la localidad romana de Ariccia.

Después, el papa invitó a todos los presentes en la Plaza de San Pedro a orar en silencio por lo que ocurre en Siria e Irak

EXHORTA A RECHAZAR LA VIOLENCIA Y REABRIR EL DIÁLOGO EN VENEZUELA

 El papa Francisco exhortó hoy a rechazar la violencia en Venezuela al recordar que "está viviendo nuevamente momentos de aguda tensión" y animó a reabrir un diálogo "sincero y constructivo".


"Deseo recordar Venezuela, que está viviendo momentos de aguda tensión. Rezo por las víctimas y en particular por el chico asesinado hace pocos días en San Cristóbal", dijo Francisco tras el rezo dominical del Ángelus.

El papa Francisco, que ya ha instado en el pasado en varias ocasiones a la reconciliación en este país, leyó este llamamiento tras recordar también las persecuciones a los cristianos en Siria e Irak.

En su llamamiento, exhortó "al rechazo de la violencia y al respeto de la dignidad de cada persona a la sacralidad de la vida humana".

Asimismo, animó a "retomar un camino común para el bien del país reabriendo espacios de encuentro y de diálogo sinceros y constructivos".

Francisco concluyó su mensaje "confiando a este querido país a la intercesión materna de Nuestra Señora de Coromoto (la patrona de Venezuela)".

La crisis venezolana se ha agudizado los últimos días tras la denuncia del presidente Nicolás Maduro de haber desarticulado una trama golpista de parte de la oposición y un grupo de militares de la fuerza aérea bolivariana, varios de los cuales están detenidos.

El joven al que se refirió hoy el papa era Kluivert Roa, de 14 años, que murió el pasado 24 de febrero tras recibir un disparo en la cabeza durante una manifestación en San Cristóbal, en una jornada en la que la capital del estado de Táchira vivió una serie protestas en varios puntos.

Una parte de la oposición había pedido el pasado 25 de febrero la "intervención" del papa Francisco y la opositora María Corina Machado acudió a la sede de la nunciatura apostólica en Caracas para entregar una carta dirigida al pontífice argentino.

El papa Francisco ya ha instado en el pasado en varias ocasiones a la reconciliación en este país.