Pétroleo es "importante" para EU: Obama

El presidente de Estados Unidos defendió la autorización al gigante Shell para explorar en el Ártico, en un momento en el que Estados Unidos intenta desarrollar recursos propios.
Ecologistas protestan en kayaks la llegada del Polar Pioneer, una instalación de extracción petrolera de la Shell Oil, en Seattle
Ecologistas protestan en kayaks la llegada del Polar Pioneer, una instalación de extracción petrolera de la Shell Oil, en Seattle (AFP)

Camp David

El presidente Barack Obama calificó este jueves al petróleo como una fuente de energía "importante" en un momento en el que Estados Unidos intenta desarrollar recursos propios, y defendió la autorización al gigante Shell para explorar en el Océano Glacial Ártico.

El gigante del petróleo recibió a principios de semana luz verde de la administración Obama para hacer prospecciones en busca de nuevas reservas de petróleo en el mar de Chukchi, en Alaska (noroeste de EU), con la condición de que el grupo anglo-holandés obtenga los permisos correspondientes de las agencias de protección del medio ambiente y de protección de la vida animal.

"Creo que vamos a tener que alejarnos de los combustibles fósiles en este planeta para poder prevenir el cambio climático y estoy trabajando internacionalmente para (...) reemplazarlos con energías limpias", afirmó Obama.

"Pero creo que es importante reconocer que esto va a ser un proceso de transición. Mientras, vamos a tener que seguir usando combustibles fósiles y cuando se pueda hacer de forma segura y apropiada, la producción estadunidense de gas natural y petróleo es importante", añadió.

Obama dijo que prefiere que EU produzca ese gas natural y petróleo en lugar de importarlos "potencialmente de lugares que tienen estándares medioambientales más bajos". Además, aseguró que Shell tuvo que desarrollar altos estándares para lograr el permiso de exploración petrolera, en un proceso que se demoró durante años.

El permiso otorgado a Shell es un varapalo para las organizaciones medioambientales, que pedían prohibir esos trabajos por el riesgo de que se produjeran vertidos en una zona de alto valor ecológico.

Aunque Shell había presentado su solicitud hace varios años, "nos retrasamos mucho tiempo, hasta que pudieron darnos este tipo de garantías que nunca antes habíamos tenido", explicó Obama en la residencia presidencial campestre de Camp David, después de una cumbre entre Estados Unidos y los seis países del Consejo de cooperación del Golfo.

Varias organizaciones de protección del medio ambiente se oponen al proyecto, argumentando que pone en peligro a especies vulnerables en peligro de extinción. El propio grupo Shell suspendió en 2010 las exploraciones tras dos incidentes en sus plataformas petroleras.

Shell ha intentado durante varios años obtener autorización para realizar prospecciones en las aguas del mar de Chukchi, frente a las costas de Alaska, que guarda importantes yacimientos de petróleo y gas natural, según los geólogos.

Según el Departamento de Interior, Shell podrá perforar en la zona y realizar exploraciones si cumple altos estándares de seguridad para evitar vertidos y si sus navíos se mantienen en todo momento a más de cuatro millas de las morsas, especie protegida.

El anuncio se dio cuatro meses después de que la Casa Blanca abriera a la exploración de hidrocarburos varias zonas de la costa atlántica a cambio de aumentar las protecciones en el Ártico.

Shell abandonó sus trabajos de exploración en el Ártico hace tres años, cuando una de sus plataformas sufrió graves daños en una tormenta y tras ser multada por contaminación en sus vuelos en la zona.

La compañía petrolera holandesa ha invertido unos seis mil millones de dólares en sus proyectos petroleros en Alaska, pero hasta el momento no han completado el desarrollo de un solo pozo.

Rebecca Noblin, directora del Center for Biological Diversity, aseguró el lunes en un comunicado que la decisión del Gobierno estadounidense "no solo pone en riesgo parajes únicos, sino que también es incompatible con la retórica del presidente (Barack) Obama sobre la lucha contra la crisis climática".

En opinión de World Wildlife Fund (WWF), la decisión "representa un paso atrás", ya que "este es un lugar donde las condiciones extremas de clima, vientos huracanados y fuertes marejadas hacen que toda operación sea extremadamente difícil".