Perú anuncia fin de conflicto con Chile por espionaje

El presidente peruano Ollanta Humala dijo que recibió explicaciones satisfactorias de Chile sobre el caso de espionaje militar y que se reestablecerán las relaciones gradualmente entre ambos países.
El presidente peruano Ollanta Humala dio por terminado el conflicto con Chile.
El presidente peruano Ollanta Humala dio por terminado el conflicto con Chile. (Reuters)

Lima

Perú dio por superado el martes el conflicto con Chile, país al que acusó de espiarlo, y dispuso el retorno de su embajador a Santiago como parte del restablecimiento gradual de sus relaciones, anunció el presidente Ollanta Humala.

"He dispuesto el restablecimiento gradual de nuestras relaciones con Chile, al nivel que tenían antes de este lamentable suceso, empezando por el retorno del embajador del Perú a ese país", dijo Humala en un mensaje a la nación.

La decisión se produce luego de que Chile enviara recientemente una tercera comunicación a Perú, en la que presenta las satisfacciones -que en lenguaje diplomático es interpretado como "explicaciones satisfactorias"- por lo ocurrido.

"Como consecuencia de los referidos intercambios (de cartas), el gobierno de Chile ha expresado de manera explícita sus satisfacciones al gobierno del Perú, sobre el caso de espionaje denunciado", aseguró Humala.

"Debo reconocer la actitud constructiva y de diálogo de la presidenta (chilena) Michelle Bachelet, al deplorar estos hechos en el ánimo de seguir avanzando en el camino de cooperación e integración de nuestros pueblos", agregó.

El presidente recalcó la importancia para su gobierno de "implementar con Chile una política activa de construcción de confianza mutua, tanto en el nivel oficial como en la sociedad civil", así como "avanzar en una agenda bilateral de futuro".

Las relaciones bilaterales entre Santiago y Lima se tensaron el 20 de febrero, cuando Perú presentó una nota de protesta en la que aseguraba que tres marinos peruanos fueron detenidos bajo la acusación de haber vendido información a agentes chilenos entre los años 2005 y 2012.

A raíz de ello, Lima llamó a consultas a su embajador el 8 de marzo y tras recibir una primera respuesta con una explicación de Santiago que consideró insatisfactoria, Perú retiró a su representante diplomático en Santiago.

El contenido de la explicación no se difundió. Perú insistió en que tenía pruebas del espionaje, entre ellas, comunicaciones por WhatsApp entre los jefes de inteligencia naval de ambos países, en donde el chileno admitiría esa práctica.

Identificó, además, a un posible oficial chileno que habría servido de enlace para esa operación.

El 1 de abril, el presidente Humala confirmó que Chile envió una segunda carta a Perú sobre el tema, y dijo que se evaluaría. El lunes, la canciller peruana, Ana María Vargas, informó de la llegada de una tercera comunicación.

Chile y Perú, que se enfrentaron en una guerra a fines del siglo XIX, resolvieron en enero de 2014 un litigio sobre límites marítimos abierto en la Corte de Justicia Internacional de La Haya.

Ambos países mantienen sólidas relaciones comerciales y forman parte del bloque económico Alianza del Pacífico, junto con Colombia y México.