Perú y Brasil consolidan alianza estratégica con visita de Rousseff a Lima

Uno de los acuerdos firmados por la presidenta brasileña con su par peruano, Ollanta Humala, dispone que brasileños y peruanos tendrán facilidades para trabajar en ambos países con la sola ...
Dilma Rousseff (i) y Ollanta Humala (d) se abrazan tras firmar acuerdos en el Palacio de Gobierno de Lima
Dilma Rousseff (i) y Ollanta Humala (d) se abrazan tras firmar acuerdos en el Palacio de Gobierno de Lima (AFP )

Lima

Con la visita de la presidenta brasileña Dilma Rouseff a Lima, Perú y Brasil relanzaron hoy su alianza estratégica con nuevos acuerdos de cooperación y complementariedad, que apuntan a impulsar las inversiones y relaciones comerciales. Rousseff y el presidente peruano Ollanta Humala dialogaron durante tres horas en el Palacio de Gobierno sobre una nueva agenda para fortalecer una asociación que ambos países suscribieron una década atrás.

"Estamos delineando el camino para avanzar en la relación de asociación estratégica", dijo Humala tras la firma de los acuerdos. "Hemos decidido avanzar en nuevos ejes de integración. Perú y Brasil están en la obligación de construir una integración con espíritu democrático", añadió Rouseff, que subrayó la importancia del vínculo actual.

Uno de los acuerdos firmados dispone que brasileños y peruanos tendrán facilidades para trabajar en ambos países con la sola presentación del documento de identidad, sin que se requiera visa o permisos de trabajo. Otro de los compromisos está relacionado con el monitoreo y vigilancia conjunta de recursos y medioambiente en la vasta región amazónica.

En tanto un tercer convenio establece que se fijarán tarifas de telefonía reducida en las poblaciones cercanas a la frontera a fin de evitar que esas regiones tengan que pagar llamadas internacionales. Miguel Vega Alvear, presidente de la Cámara Binacional de Comercio e Integración peruano brasileña, dijo a la AFP que Brasil "está en condiciones de multiplicar cinco veces sus inversiones en Perú durante los próximos veinte años", pasando de los actuales seis mil millones de dólares anuales a más de 30 mil millones.

El empresario peruano consideró que se abre una nueva etapa de cooperación e inversiones en las áreas de energía, hidrovías, petroquímica, carreteras, textil y turismo, entre otros sectores. "En la alianza estratégica para los próximos 20 años Brasil será el socio industrial y tecnológico, y Perú la puerta para que el comercio brasileño tenga mejores accesos a los mercados de Asia-Pacífico", agregó Vega Alvear.

Uno de los proyectos de infraestructura que intentan poner en marcha es la construcción de un ferrocarril para unir puertos de ambos países. Este proyecto es considerado esencial para lograr un aumento del flujo comercial, pero tiene sus complejidades, dijo a la AFP una fuente diplomática brasileña en Lima.

"Necesariamente hay que pasar por la Amazonia donde hay cuestiones ambientales y tierras indígenas, y luego están las dificultades de la zona de montaña en Cusco donde se requieren hacer túneles para un tren", dijo la fuente bajo anonimato. En el ámbito del transporte comercial, los dos países proyectan además un mayor número de hidrovías y puentes aéreos, según comentó a la AFP bajo reserva un empresario que participó de las conversaciones bilaterales.

"Desde el punto de vista político la presencia de Dilma Rouseff busca fortalecer el compromiso de Perú con Unasur luego que el gobierno peruano se mostrara últimamente más inclinado a la Alianza del Pacífico --que integra con Chile, Colombia y México-- donde Brasil no tiene presencia", dijo a la AFP Jorge González Izquierdo, economista y académico de Universidad del Pacífico.

"En el campo económico, la presidenta brasileña llega a darle soporte a muchos empresarios de su país que están invirtiendo o quieren venir a invertir a Perú, donde encuentran hoy grandes oportunidades", señaló. Las exportaciones brasileñas al mercado peruano alcanzaron en 2012 a 2,400 millones de dólares, casi el doble de los envíos de Perú a Brasil que totalizaron 1,300 millones.

La balanza comercial entre Brasil y Perú creció los últimos seis años por encima del 8% en promedio, de 2,300 millones hasta 3,700 millones de dólares anuales, según cifras de la asociación peruana de exportaciones. En la última década, Perú y Brasil han consolidado proyectos comunes de desarrollo e infraestructura, como la ruta que une sus puertos entre el Atlántico y Pacífico.

Sin embargo, estudios privados indican que el país andino necesita un flujo de inversiones por 88 mil millones de dólares hasta el año 2020 para mantener su ritmo de crecimiento económico por encima del 5.5% desde hace una década.