Personaje de la Semana: Fidel Castro, líder revolucionario cubano

Ciencia y actualidad internacional son las pasiones del histórico líder de la Revolución Cubana a sus 88 años, recién cumplidos, en su retiro de La Habana.
Fidel Castro, en un reciente acto público en La Habana
Fidel Castro, en un reciente acto público en La Habana (AFP /archivo)

La Habana

Se apartó del poder hace ocho años por una enfermedad y mantiene desde entonces un bajo perfil público pero Fidel Castro, que recientemente cumplió 88 años, parece haber aprovechado su retiro para cultivar dos de sus pasiones: la actualidad internacional y los estudios científicos.

Aunque publica con mucha menos frecuencia que en los primeros años de su convalecencia -cuando comenzó a escribir sus famosas "Reflexiones"-, la firma de Fidel Castro aparece intermitentemente en la prensa oficial y casi siempre para referirse a asuntos internacionales.

De hecho, en sus tres últimos artículos, publicados entre el 18 de julio y el 5 de agosto, no dudó en calificar de "provocación insólita" de Ucrania el derribo del avión de Malaysia Airlines; en otro vaticinó que Rusia y China están llamadas "a encabezar un nuevo mundo" y en el último condenó el "holocausto palestino en Gaza".

Fidel Castro sigue atento a los acontecimientos del mundo según afirmó en República Dominicana su hijo Álex, quien asegura que su padre se mantiene en buenas condiciones de salud, con un ritmo de vida normal, propio de su avanzada edad, e investigando.

En los últimos años, a través de sus artículos o comentarios de personalidades que lo han visitado, se ha conocido que el "comandante en jefe" dedica buena parte de su retiro a estudiar las posibilidades para la multiplicación de alimentos e investigar cultivos como la morera y la "moringa", una planta que puso de moda hace un par de años en la isla y fuera de ella.

De los resultados de sus experimentos habló recientemente con el presidente chino, Xi Jinping, quien estuvo en Cuba en julio y con quien recorrió "áreas de pasto y forraje", de acuerdo con la información oficial divulgada en aquel momento.

Precisamente, las reuniones en su casa con personalidades y mandatarios que visitan la isla es otra de las actividades de Fidel Castro, que este año se ha visto con al menos siete presidentes que acudieron en enero a la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos (CELAC) y con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, invitado a ese foro.

Las últimas visitas que ha recibido fueron la del presidente ruso Vladimir Putin, y el chino Xi Jinping, ambas en el mes de julio.

Fidel Castro nació el 13 de agosto de 1926 en Birán (Holguín, oriente) y fue el tercero de los siete hijos del segundo matrimonio de Ángel Castro, un emigrante gallego que prosperó a la sombra de las multinacionales norteamericanas de los años 30.

En 1953, ante el tribunal que le condenó por el fracasado asalto al Cuartel Moncada de Santiago de Cuba, su primera acción armada contra el régimen de Fulgencio Batista, Castro se encomendó al juicio de la Historia con una frase que lleva el sello distintivo de su personalidad: "Condenadme, no me importa, la Historia me absolverá".

Castro comenzó la batalla de Sierra Maestra (1956-1959) tras "el naufragio" del yate Granma (según lo describió el Che Guevara), con el que desembarcó en Cuba procedente de México acompañado de 81 hombres.

El joven abogado que se enfrentó a Batista en una guerra desigual supo aprovechar el descontento social generado por aquella dictadura y ganarse el apoyo popular. Creó su propio modelo para Cuba: un comunismo caribeño alimentado de marxismo-leninismo, con base nacionalista legada por el prócer independentista José Martí y aliñado de sus propias aportaciones.

El régimen resultante se ha mantenido por décadas arropado por un eficaz aparato de seguridad que mantiene a raya a los disidentes y una sólida red de organizaciones de masas.

A Fidel Castro no le apartaron del poder ni Estados Unidos, su enemigo y máxima obsesión, ni la caída del bloque soviético hace dos décadas o la gravísima crisis económica en que quedó sumida Cuba: solo la enfermedad le obligó a retirarse.

En 2006, una grave dolencia intestinal le llevó a delegar sus cargos en su hermano Raúl, hasta entonces ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y segundo hombre del régimen. En 2008 Raúl Castro, quien actualmente tiene 83 años, fue ratificado como presidente de Cuba y reelegido para un segundo mandato en el año 2013.

Desde su retiro, Fidel Castro ha asistido al proceso de reformas económicas y sociales emprendido por su hermano menor para actualizar el sistema socialista, con medidas como una controlada apertura a la iniciativa privada.

También en los últimos años, el líder de la Revolución cubana ha perdido a varios de sus mejores amigos como el presidente venezolano Hugo Chávez, fallecido por un cáncer en 2013, y el escritor colombiano y Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, que murió el pasado mes de abril.