Personaje de la semana: Infanta Cristina, la realeza española ante la justicia

La hija del rey Juan Carlos renunció a apelar y comparecerá ante el juez que le imputó por fraude fiscal y blanqueo de capitales.
Personaje de la semana: Infanta Cristina, la realeza española ante la justicia.
Personaje de la semana: Infanta Cristina, la realeza española ante la justicia. (Archivo)

Ciudad de México

No parece que el año 2014 vaya a ser un año mucho mejor para la monarquía española que 2013. Finalmente, el pasado sábado 11 de enero, la infanta Cristina, hija del rey Juan Carlos de España, decidió no apelar su imputación en un caso de fraude fiscal y comparecerá voluntariamente.

La infanta "ha decidido renunciar al derecho al recurso... y comparecer voluntariamente ante el Ilmo. Sr. Juez Instructor en la fecha que se señale a tal efecto", anunció el despacho de abogados que le defiende, Roca Junyent, dirigido por Miquel Roca, histórico político nacionalista conservador catalán y uno de los padres de la actual constitución española.

La defensa reiteró la inocencia de la infanta, a la que el juez José Castro, del tribunal de Palma de Mallorca, imputó el martes por fraude fiscal y blanqueo de capitales, pero dijeron que comparecerá para no prolongar el proceso, relacionado con un escándalo que ha supuesto un duro golpe a la imagen de la familia real española.

Los abogados aseguraron que la infanta no tiene "nada que ocultar ante el Ilmo. Sr. Juez Instructor ni ante el conjunto de la sociedad española" y juzgaron "sin fundamento jurídico" la convocatoria de los jueces. No obstante, consideraron que la interposición de un recurso "se traduciría en una dilación del procedimiento, alargándose así la incómoda y, a su entender, injusta situación que se deriva para ella del presente procedimiento". 

El juez Castro convocó a la infanta a declarar el 8 de marzo. Este caso está relacionado con los negocios de su marido, el ex jugador olímpico de balonmano Iñaki Urdangarín. La infanta, de 48 años, y su marido, de 45, son propietarios a partes iguales de la sociedad Aizoon, de la que un juez sospecha que ha podido servir de pantalla para desviar fondos públicos.

Urdangarín está imputado desde el 29 de diciembre de 2011, por supuestamente haber desviado 6.1 millones de euros de dinero público junto a su ex socio Diego torres. Ambos habrían conseguido, vía el Instituto Noos, una sociedad sin ánimo de lucro que presidió entre 2004 y 2006, contratos con las autoridades regionales de las islas Baleares y la comunidad autónoma de Valencia para la organización y promoción de congresos relacionados con el deporte. 

Cristina de Borbón y Grecia, cuyo nombre completo es Cristina Federica Victoria Antonia de la Santísima Trinidad de Borbón y Grecia (Madrid, 13 de junio de 1965) es infanta de España, por ser hija de los reyes de España, Juan Carlos I y Sofía, y por ello le corresponde el tratamiento de alteza real; es además, desde 1997, Duquesa de Palma de Mallorca. 

Ocupa el séptimo lugar en la línea de sucesión a la Corona, tras el Príncipe de Asturias, la infanta doña Leonor, la infanta doña Sofía, la infanta doña Elena, don Felipe de Marichalar y Borbón y doña Victoria Federica de Marichalar y Borbón.

Cursó sus estudios secundarios en el colegio Santa María del Camino de Madrid, y desde 1984 estudió Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid, en la que obtuvo la licenciatura en 1989. En 1990 realizó un máster en Relaciones Internacionales en la Universidad de Nueva York, y a partir de 1991 un período de prácticas en la sede de la Unesco en París.

Gran deportista y aficionada a la música, fue suplente del equipo español de Vela de la categoría 470 en Seúl. En la inauguración de estos Juegos, el 17 de septiembre de 1988, fue la abanderada del conjunto español.

Tras la elección de Barcelona como sede de los Juegos Olímpicos de 1992, el 9 de octubre de 1988 izó la bandera olímpica en la Ciudad Condal. En junio de 1989 finalizó sus estudios de Ciencias Políticas, con lo que se convertía en la primera mujer de la Casa Real española que obtiene un título universitario superior.

En noviembre del mismo año, en un acto académico en el Paraninfo de la Universidad Complutense, su padre el rey Juan Carlos I, le entregó el diploma de licenciatura. Desde entonces, la Infanta Doña Cristina preside anualmente el acto académico de graduación en la citada universidad. 

En 1990 se trasladó a Nueva York, Estados Unidos, para realizar un "Master" en Relaciones Internacionales. En 1991 comenzó a trabajar en la Unesco en su sede central de París, con una beca de formación durante seis meses a partir de febrero, por la que se le abonaba la cantidad simbólica de un dólar al mes. Realizó sus tareas en el sector de Ciencias Sociales y Humanas.

Madre de cuatro hijos, Juan, Miguel, Pablo e Irene, la hija menor de los reyes de España trabaja para la Fundación La Caixa, donde se ocupa, desde Suiza, de coordinar sus programas con diversas agencias de la ONU. La imputación de la infanta supone un duro golpe para su imagen y para el rey Juan Carlos.

El monarca gozó de una gran popularidad gracias al papel que desempeñó durante la transición de España hacia la democracia, tras llegar a la jefatura del Estado dos días después de la muerte del dictador Francisco Franco, en noviembre de 1975. 

Su reputación se vio empañada por los escándalos de corrupción y por un viaje que realizó en abril de 2012 a Botswana para cazar elefantes, que salió a la luz debido a que el rey se cayó y se rompió la cadera, lo que le llevó a pedir disculpas al país, algo inédito. A estos escándalos se unen los problemas de salud del monarca, de 76 años, lo que ha relanzado las especulaciones sobre el futuro de su reinado.

Las repercusiones políticas no se han hecho esperar. El líder de la coalición de izquierdas Izquierda Unida, Cayo Lara, reafirmó el pasado fin de semana la decisión de su grupo político de proponer un referéndum para que los españoles opten entre monarquía y república.

Lara afirmó que la Monarquía en España está “en profunda decadencia”, por lo que esta formación mantendrá su propuesta de referéndum para conseguir “un modelo de Estado republicano y solidario”.