Perfilan la segunda vuelta en Argentina

De seis encuestas difundidas ayer por la prensa local, solo una da el triunfo en primera ronda al oficialista Daniel Scioli; Mauricio Macri, 10 puntos abajo.
El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, se mantiene primero en las preferencias.
El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, se mantiene primero en las preferencias. (Reuters)

Buenos Aires

A solo dos semanas de las elecciones presidenciales en Argentina las encuestas muestran, dudas sobre si el oficialismo podrá imponerse en la primera vuelta por un estrecho margen o deberá dar la pelea en una segunda ronda.

De las seis diferentes proyecciones de voto publicadas ayer por la prensa local, solo un sondeo vaticina un triunfo seguro el próximo 25 de octubre del oficialista Daniel Scioli en primera vuelta, para lo que precisa 45 por ciento del voto o 40 por ciento con una diferencia de 10 puntos sobre el segundo candidato más votado.

Otros cuatro sondeos sitúan al candidato del gobierno de la presidenta saliente, Cristina Fernández de Kirchner (centroizquierda) al borde de poder evitar el desempate, mientras una última encuesta augura que deberá presentarse a otra ronda.

La clave parece estar en los indecisos, un segmento electoral que cotiza alto en el último tramo de la campaña para saber quién sucederá a Fernández, de 62 años, a partir del 10 de diciembre. La mandataria asumió el poder en 2007.

Así, en un sondeo de la consultora Poliarquía publicado ayer por el diario La Nación, Scioli, gobernador de la populosa provincia de Buenos Aires, tiene 37.1 por ciento del apoyo que, con la proyección de los indecisos —5.6% —, aumenta a entre 38.5 y 41 por ciento.

Lo sigue el conservador Mauricio Macri, actual alcalde de la capital, Buenos Aires,con 26%, que crece de 27.5% a 30% con el voto proyectado de los indecisos.

Según este sondeo, la tercera posición es para el peronista disidente Sergio Massa (centro-derecha), con 20.1% y hasta 23.5% sumando a los indecisos.

"Scioli está cerca del objetivo de 40 puntos, pero no se puede decir que vaya a lograrlo", dijo Eduardo Fidanza, director de Poliarquía, al diario La Nación (conservador).

Otras dos encuestas también ubican a Scioli (58), muy cerca del objetivo de 40% con una diferencia mayor a 10 puntos sobre Macri (56).

Para la consultora Analogías, Scioli ronda 39.9% y Macri 30% mientras que en la encuesta de Management&Fit el oficialista tiene una intención de voto de 38.6% y Macri de 27.9 por ciento.

Ambos políticos son también empresarios, nacidos en familias de clase alta. Scioli suma además ocho títulos como campeón mundial de motonáutica, una pasión que en 1989 le hizo perder su brazo derecho al estrellarse con su catamarán durante una competencia en el Delta del Paraná.

En tanto, para la firma Opinión Pública, Servicios y Mercados (OPSM), Scioli lidera con 38.4 por ciento, pero con menos de 10 puntos de ventaja sobre Mauricio Macri (28.8%).

"Según las tendencias vamos a segunda vuelta, pero hay muchas posibilidades de que se concreten las proyecciones y Scioli logre ganar en primera vuelta", dijo Enrique Zuleta Puceiro, de OPSM, al diario Perfil.

La única encuesta de las publicadas ayer que da un triunfo seguro de Scioli en primera vuelta es la del Centro Estudios de Opinión Pública (Ceop) que prevé 41% para el candidato del gobernante Frente para la Victoria frente a 29 por ciento para Macri, líder de Propuesta Republicana (Pro) y cabeza del frente opositor Cambiemos.

"Con estos datos no cabe duda alguna de que Daniel Scioli tiene posibilidades de ganar los comicios el 25 de octubre, sin necesidad de segunda vuelta", afirmó Roberto Bacman, titular del Ceop, al diario Página/12 (pro oficialista)

Finalmente el único sondeo que vaticina un claro escenario de segunda vuelta en noviembre es el de la consultora González y Valladares, que además afirma que la disputa de Scioli no sería con Macri sino con Massa, líder del Frente Renovador y ex jefe de gabinete de Cristina Fernández.

Según este sondeo, Scioli tiene una intención de voto de 35.6 por ciento de Massa de 26.3 y Macri, 25.3 por ciento.

Con esto, Macri advirtió ayer del riesgo de dividir el voto opositor en beneficio del oficialismo. "Las elecciones del 25 de octubre son definitivas para todos nosotros. Si los que deseamos un cambio nos presentamos con un voto dividido esperando tomar decisiones posteriores en un ballotage (segunda vuleta), nos arriesgamos a que el oficialismo gane y se perpetúe en el poder", dijo el político en su perfil en Facebook.

Macri añadió que si el día 25 casi 60 por ciento de los argentinos que en las primarias de agosto votó por opciones no oficialistas "vuelve a dividir su voto pensando que después se unirán, eso podría no suceder".

Claves
Transición en puerta

  • Los argentinos deben elegir un nuevo presidente tras 12 años de un proyecto de centroizquierda que comenzó el fallecido Néstor Kirchner en 2003 y continuó su esposa Cristina en 2007.
  • El gobierno acaba de pagar el título Boden 2015 por 5 mil 900 millones de dólares y según el ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, el país “está prácticamente desendeudado”.
  • Para Kicillof, es “pueril” la idea de la oposición de que el gobierno dejará “un plan bomba” que estallará el año que viene, cuando Fernández de Kirchner ya no sea presidenta.