Perfil: Mario Ferreiro, alcalde electo de Asunción

Este popular periodista ha conseguido arrebatar al gobernante Partido Colorado la alcaldía de la capital de Paraguay, tras fracasar hace dos años en los comicios presidenciales ganados por Horacio ...
 Mario Ferreiro, candidato ganador a las elecciones de la capital paraguaya, muestra su dedo manchado de tinta tras votar en un centro electoral
Mario Ferreiro, candidato ganador a las elecciones de la capital paraguaya, muestra su dedo manchado de tinta tras votar en un centro electoral (AFP)

Asunción

El popular periodista televisivo Mario Ferreiro pasó de fracasado candidato a la Presidencia de Paraguay en 2013 a ganar este domingo las elecciones a la Intendencia de Asunción, acabando así con quince años de dominio del oficialista Partido Colorado en la capital paraguaya. Ferreiro, nacido en 1959, se impuso sobre la maquinaria electoral representada por Arnaldo Samaniego, quien aspiraba a su reelección con los colorados.

Con esa victoria, Ferreiro se resarce de un paso por la política que se truncó hace dos años, cuando solo recogió el 6 % de los votos en unas presidenciales en las que ganó Horacio Cartes, del conservador Partido Colorado y el principal apoyo de Samaniego en esta campaña electoral.

Ferreiro, candidato de Juntos Podemos, una alianza entre el Partido Liberal y el Partido Revolucionario Febrerista, ha logrado ser la llave del cambio en la institución acusada por la oposición de ineficaz, falta de transparencia, clientelista y nepotista.

Ferreiro, que acompañó durante años "La mañana de cada día" y el noticiero "24 Horas", programas del privado Servicio Nacional de Televisión, se enfrenta ahora a la tarea de poner en orden una Municipalidad de la que dependen cerca de medio millón de habitantes.

La ciudad recibe además un total de dos millones de personas todos los días provenientes del Gran Asunción, el cinturón metropolitano compuesto por media docena de municipios. En su programa electoral Ferreiro prometió otorgar los cargos públicos por méritos, aplicar políticas más transparentes, con concursos públicos y más participación ciudadana.

Ferreiro también apoya solucionar un problema urgente que afecta a los habitantes de uno de los barrios más tradicionales del centro histórico de Asunción, la Chacarita, con un alto índice de exclusión social.

La barriada, al igual que otras ubicadas en la franja del río Paraguay, sufre las inundaciones provocadas por las periódicas crecidas fluviales y los consiguientes desplazamientos.

Frente al plan de "recolocar" a la gente en otras zonas de Asunción de su predecesor, Ferreiro ha propuesto crear una defensa costera que impida las inundaciones y fomentar el desarrollo del barrio centenario.

El candidato de Juntos Podemos quiere también recuperar el control municipal del transporte público, instaurar un boleto único e impulsar alternativas viales. Además ha asegurado que continuará impulsando el plan de reconversión del centro histórico de Asunción, un proyecto que nació durante la alcaldía de Samaniego para salvar a ese área de la degradación tras décadas de brutal abandono.

En esa labor le acompañan sus aliados de Avanza País, dos diputadas y dos senadores, entre ellos su tío, Adolfo Ferreiro, experto constitucionalista. Además de su propio carisma, el que le ha ganado la confianza de los asuncenos que han creído en su proyecto de cambio.