Pensiones muy dispares en UE, con más de 12% de jubilados pobres

Las cantidades que reciben mensualmente los jubilados europeos pueden variar entre los 250 y los más de 1,500 euros, situándose en 882 en Grecia, país donde más de 2.6 millones de jubilados sufren ...
Una residencia para la tercera edad en un pueblo de Cataluña, España
Una residencia para la tercera edad en un pueblo de Cataluña, España (El Mundo)

París

De Lituania a Francia, pasando por Grecia, las pensiones de jubilación oscilan entre los 250 euros y los más de 1,500 en la Unión Europea, donde la pobreza afecta a más del 12% de los jubilados, según datos de Eurostat. En Grecia, con más de 2.6 millones de jubilados, la pensión media se sitúa en 882 euros mensuales.

El monto es comparable a Portugal (2.5 millones de pensionistas), donde la paga media es de 833 euros brutos mensuales. En España, con 5.6 millones de jubilados, la pensión se eleva a 1,020.8 euros de media, según cifras del ministerio de Empleo de junio.

Las pensiones medias son más bajas en países como Lituania (242 euros al mes), Eslovaquia (408 euros) o Polonia (504 euros), según datos recopilados por la AFP. En Francia, la pensión media de 13.7 millones de jubilados del régimen general (sector privado) alcanzó el año pasado los 1,032 euros mensuales.

Los pensionistas alemanes, por su parte, recibieron en 2013 una pensión principal media de 760.43 euros, aunque la mayoría la completan con ahorros, planes de pensiones o jubilaciones complementarias pagadas por el empleador.

Otro indicador de la situación de los pensionistas es la tasa de pobreza. De media, en los 28 países de la UE, el 12.6% de los jubilados vivía en 2013 por debajo del umbral de la pobreza (menos del 60% del nivel de vida medio), según Eurostat.

Pero la proporción también varía mucho de unos países a otros, y mientras en Holanda, Luxemburgo, Hungría, República Checa y Eslovaquia esta tasa se situaba en torno al 5-6%, pasaba al 10-11% en Irlanda, España, Polonia e Italia, y alcanzaba el 15% en Alemania, el 17% en Suecia y hasta el 27.1% en Estonia.

De media, en los países de la zona euro, un jubilado cobra el equivalente al 56% de sus ingresos cuando estaba activo, según datos de Eurostat de 2013, si bien esa tasa ha aumentado en ciertos países por la reducción de los salarios en los últimos años. En Grecia, por ejemplo, ha pasado del 41% en 2008 al 60% en 2013.