Pekín busca desestabilizar zona marítima, acusa EU

El Pentágono asegura que el gigante asiático realiza “acciones unilaterales” en el mar de China Meridional, en el que mantiene pugnas con Filipinas, Vietnam, Taiwán, Malasia y Brunéi.
Chuck Hagel con el ministro de Defensa de Japón, Itsunori Onodera, y el de Corea del Sur, Kim Kwan-jin.
Chuck Hagel con el ministro de Defensa de Japón, Itsunori Onodera, y el de Corea del Sur, Kim Kwan-jin. (Pablo Martínez/AP)

Singapur-Pekín

Estados Unidos advirtió ayer a Pekín que no permanecerá de brazos cruzados si peligra el orden internacional, al acusar al país asiático de “acciones unilaterales y desestabilizadoras” en el mar de China Meridional.

“Estos últimos meses, China ha realizado acciones unilaterales, desestabilizadoras en el mar de China Meridional”, señaló el secretario estadunidense de Defensa, Chuck Hagel, en Singapur, en un foro sobre seguridad en Asia-Pacífico, donde precisó que “los principios fundamentales del orden internacional no pueden ponerse en entredicho”.

De inmediato, Pekín le respondió a Washington a través del subjefe del Estado Mayor del Ejército Popular de Liberación, Wang Guanzhong, quien indicó que los comentarios de Hagel carecían de fundamento y criticó que los realizara públicamente ante responsables de Defensa, diplomáticos y expertos en seguridad.

“Este discurso está lleno de hegemonía, de incitación, de amenaza y de intimidación”, aseguró Wang, citado por una cadena estatal china.

“Este discurso no es constructivo (...) y este tipo de acusaciones no tienen ningún fundamento”, añadió el responsable militar.

Por su parte, el primer ministro de Malasia, país que mantiene disputas con Pekín por islas del Mar de China Meridional, se mostró conciliador ante las crecientes tensiones del gigante asiático con Vietnam y Filipinas y en su encuentro con el presidente chino destacó la necesidad de diálogo.

Las naciones en litigio “deben resolver apropiadamente las diferencias a través de comunicación y diálogo”, señaló el jefe de gobierno malasio, Najib Razak, de visita oficial a China, en un encuentro el viernes en la noche con el presidente del país anfitrión, Xi Jinping, informó la agencia oficial Xinhua.

Xi, por su parte, aseguró que China se opone a internacionalizar las disputas regionales y declaró que su gobierno “no sembrará cizaña, pero reaccionará con los medios necesarios a las provocaciones de los países implicados”.

Pekín reivindica prácticamente la totalidad del mar de China Meridional, donde mantiene pugnas y reclamos con Filipinas, Vietnam, Taiwán, Malasia y Brunéi.

Hagel respaldó asimismo la voluntad japonesa de tener un papel más importante en el mantenimiento de la seguridad en Asia.

Washington había advertido el jueves a China contra las tensiones en el espacio aéreo internacional, después de que aviones de combate chinos rozaran a aviones militares japoneses en el cielo del mar de China Oriental, otra zona en litigio.

Japón acusó a Pekín de maniobras “peligrosas” en el cielo del mar de China Oriental, cuando aviones de combate chinos pasaron a solo unas decenas de metros de aparatos militares nipones.

Según un portavoz del ministerio japonés de Defensa, un caza SU-27 chino pasó muy cerca de un avión de vigilancia japonés OP-3C en el punto limítrofe de sus respectivas zonas aéreas de identificación (ZAI), mientras que otro avión de caza SU-27 chino también voló cerca de un YS-11EB japonés en el mismo espacio el domingo pasado.

Situados a 200 km al noreste de Taiwán y a 400 km al oeste de Okinawa (sur de Japón), Pekín y Tokio mantienen un litigio en torno a unos islotes, que Japón administra bajo el nombre de Senkaku, pero que China reivindica con el nombre de Diaoyu.

De visita en Japón, el presidente estadunidense, Barack Obama, advirtió en abril pasado que la defensa del archipiélago en disputa estaba “cubierta” por el tratado de defensa entre Estados Unidos y Japón.