Nombres y Caras: Pedro Sánchez, nuevo líder del socialismo español

Considerado un "novato" en la política española, este joven economista y diputado madrileño ha sido elegido en primarias secretario general del histórico PSOE para renovar al partido, actualmente ...
Pedro Sánchez, profesor de Economía de 42 años, es el nuevo líder del socialismo español
Pedro Sánchez, profesor de Economía de 42 años, tiene por delante la tarea de dirigir el PSOE (Reuters)

Madrid

El telegénico Pedro Sánchez, el candidato sorpresa a secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), ha sido el elegido para llevar adelante la "renovación" de la formación como nuevo líder de un partido que busca volver a levantar el vuelo. "Hace año y medio no era político", gusta de repetir este profesor de economía de 42 años, cuya elección deberá ser refrendada a finales de julio por un congreso extraordinario del partido.

Aunque es cierto que no ha ocupado ningún puesto en el aparato del partido, es diputado socialista por Madrid desde 2013 en sustitución de un parlamentario que dejó el puesto, de la misma manera que lo fue de 2009 a 2011. Pero este hijo de militantes socialistas, que se afilió al PSOE en 1993, inició su carrera al más alto nivel hace ocho meses para conquistar a los socialistas, al gran público y el parlamento, dominado desde finales de 2011 por el conservador Partido Popular del jefe del gobierno Mariano Rajoy.

Le gusta decir que ha recorrido el país, durmiendo en casa de militantes, para tomar el pulso al partido. Deportista apasionado del baloncesto, cabello castaño y de mirada negra penetrante hasta el punto de que ha sido apodado "Pedro el Guapo", Sánchez convence con un mensaje claramente positivo y de futuro.

"Basta ya de complejos", dice cuando se le pregunta por los desastres electorales que sufre desde hace tres años el PSOE, en el poder entre 2004 y 2011 y considerado responsable de la crisis económica tras el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008.

"La preparación que tiene, su trayectoria, es fundamental para una verdadera renovación del partido. Este chico ha estudiado fuera. No ha pasado tanto tiempo como Madina dentro del aparato del partido", afirma a la AFP María Gutiérrez, una militante de 48 años de Segovia. Máster en economía política europea obtenido en Bélgica, dominio del inglés y el francés, este antiguo jefe de gabinete de un alto representante de la ONU durante la guerra de Kosovo se apoya en su experiencia internacional y las declaraciones impactantes.

Al igual que hace uno de sus objetivos predilectos: Pablo Iglesias, el jefe del pequeño partido de izquierda radical Podemos, salido del movimiento de los indignados que logró 5 de los 54 eurodiputados que le correspondían a España en el Parlamento Europeo en mayo, mientras que el PSOE perdió nueve.

A Pablo Iglesias que denuncia "la casta de políticos" que se reparten el poder, le responde afirmando que "el Partido Socialista no está formado por castas sino que está formado de gente de casta". Decidido a recuperar el terreno perdido a la izquierda, Sánchez viajó a París donde denunció el "exilio económico" de los jóvenes titulados españoles que huyen del 50% de paro que sufren en España para ir a trabajar en Alemania o Francia, entre otros países.

Recupera una parte del discurso de Podemos. Para él, hay que "ganar la partida a la desigualdad" o poner fin a la inmunidad de los altos cargos, entre otras medidas. Pero su rival Eduardo Madina ya le advirtió que debe tener cuidado, pues "a la gente no le gusta las copias. Quieren el original".

No obstante, él sigue a lo suyo y cuida mucho su imagen como en el vídeo donde hablan sus allegados y su mujer, Begoña, que los describe como el padre ideal, con sus dos hijas Ainhoa y Carlota de 7 y 9 años. "Si no fuera socialista, votaría a Equo", dice en un guiño a los ecologistas. Amante de los lemas con gancho, asegura que "quiero ser el que retire a Mariano Rajoy" en las elecciones generales de 2015.