Pedro Sánchez pide a españoles en México apoyar el cambio

El líder socialista pidió a los españoles residentes en México participar en el cambio que "se tiene que producir" en España tras las próximas elecciones legislativas de final de año, mañana ...

México

El líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, pidió hoy a un grupo de españoles residentes en México que participen en el cambio que "se tiene que producir" en su país tras las próximas elecciones legislativas de final de año, donde su partido es la principal fuerza opositora al gobierno de Mariano Rajoy, del Partido Popular.

En España es el parlamento el que elige al presidente del gobierno, por lo que para llegar al palacio de La Moncloa Pedro Sánchez deberá pactar con otras fuerzas políticas, entre ellas la izquierdista Podemos, de Pablo Iglesias, que junto con Ciudadanos, de centroderecha, ha cambiado el panorama político español, dominado por el bipartidismo PP-PSOE las cuatro últimas décadas.

"Tenéis que participar del cambio que se tiene que producir en España", dijo hoy el secretario general en una convivencia con ciudadanos españoles, a quienes aseguró que están "muy presentes" y animó a contarle "sus reflexiones y opiniones sobre lo que necesitáis como españoles viviendo en otros países".

En un hotel de la capital mexicana, medio centenar de ciudadanos convivieron con Sánchez, quien insistió en la necesidad de que se modifique el "voto rogado", por el que los residentes en el extranjero tienen que realizar un complejo trámite para poder votar en las elecciones.

"Quiero que sepáis que hemos presentado una iniciativa parlamentaria hace unos meses que desgraciadamente no fue apoyada por la mayoría del Partido Popular, pero nuestro planteamiento es que se modifique la ley electoral para que se corrija ese error que se produjo en el año 2012, cuando se aprobó esa modificación del voto rogado", apuntó.

Por ello, el programa electoral del PSOE contendrá ese compromiso, dijo Sánchez, quien recordó que en tiempos de Gobiernos socialistas se impulsaron varias políticas a favor de los españoles que viven en otros países, como la creación del Estatuto de la Ciudadanía Española en el Exterior.

"Pusimos en pie muchas de las prestaciones que desgraciadamente durante estos años se han visto recortadas y también gracias a la Ley de Memoria Histórica reconocimos la nacionalidad a 300 mil descendientes de españoles que desde entonces no habían tenido la ocasión de ver reconocida su nacionalidad", agregó.

Sánchez comenzó hoy en la capital mexicana una gira por América Latina en la que visitará Colombia, Perú y Chile hasta el próximo 3 de septiembre. En su primera actividad, el dirigente socialista sostuvo una reunión privada con empresarios españoles que tienen inversiones en México.

Fuentes de la delegación que acompaña al dirigente socialista indicaron a Efe que Sánchez no pudo reunirse con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, pese a que el encuentro había sido anunciado desde Madrid cuando se presentó esta semana la gira.

Sí pudo reunirse esta tarde con el alcalde de la capital mexicana, Miguel Ángel Mancera, en la sede del Ayuntamiento, aunque el encuentro estuvo cerrado a los medios. Pese a que no hubo declaraciones a la prensa en toda la jornada, tras la reunión con los empresarios su equipo distribuyó unas declaraciones en las que instó a la Unión Europea (UE) a que articule una política común de asilo, de migración y refugiados.

Es un deber moral acoger a todas las personas que huyen de la guerra y la miseria, dijo Sánchez, quien expresó el apoyo de los socialistas a los refugiados que emigran a Europa a causa de los conflictos o la pobreza.

El candidato del PSOE a las elecciones generales acusó al Gobierno de Mariano Rajoy de "mirar hacia otro lado y obstaculizar las medidas que proponía la Comisión Europea", cosa que ha hecho que la UE no tuviese una "política realmente de asilo y de refugiados", concluyó el líder socialista.

Mañana sábado, antes de partir hacia Colombia, el líder socialista asistirá a un homenaje al ex presidente mexicano Lázaro Cárdenas en el monumento erigido a esa figura política en Ciudad de México. Además de ser el artífice de la expropiación petrolera del año 1938 en México, el general Cárdenas abrió las puertas de México a los miles de exiliados republicanos tras la Guerra Civil Española (1936-39).