Paul Ryan anuncia su candidatura para presidir la Cámara baja de EU

El ex candidato a vicepresidente con Mitt Romney es considerado por muchos conservadores como el único candidato de consenso posible en un partido republicano profundamente dividido.
El representante republicano por Wisconsin, Paul Ryan, ayer, en la sede del Capitolio en Washington
El representante republicano por Wisconsin, Paul Ryan, ayer, en la sede del Capitolio en Washington

Washington

El legislador republicano por Wisconsin Paul Ryan anunció hoy su candidatura para ser el próximo presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, lo que podría suponer el principio del fin del caos que ha vivido el Partido Republicano durante las últimas semanas.

Ryan,  considerado por muchos conservadores el único candidato de consenso posible en un Partido Republicano profundamente dividido y donde facciones como los ultraconservadores tienen cada vez más fuerza, tomó la decisión de presentarse después de comprobar que reúne el apoyo de una gran mayoría de sus correligionarios.

En un comunicado, el que fuera aspirante a vicepresidente en la candidatura presidencial que lideró Mitt Romney en 2012, formalizó su candidatura, pese a haber reiterado en múltiples ocasiones en el pasado que no estaba interesado en el puesto que ocupa actualmente el congresista por Ohio John Boehner.

"Nunca pensé en ser presidente (de la Cámara). Pero les prometí que si podía ser una figura de unidad, me presentaría, y así lo haré", se dirigió Ryan a sus compañeros de bancada.

"Tras hablar con muchos de ustedes, y escuchar sus palabras de ánimo, creo que estamos listos para movernos como un equipo unido. Y estoy listo y entusiasmado para ser su presidente", añadió el legislador, quien actualmente se encuentra al frente del poderoso Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara.

El anuncio de Ryan se produjo un día después de que varios miembros de una de las facciones más conservadoras del Partido Republicano, el Caucus de la Libertad, mostraran este miércoles su disposición a apoyar al legislador.

Alrededor de dos tercios de los 40 congresistas que forman este grupo votaron en unos comicios internos a favor de apoyar a Ryan si se presentaba como candidato, lo que le garantizaría los votos suficientes para salir elegido presidente de la Cámara baja.

Los republicanos de la Cámara de Representantes votarán para elegir a su candidato a presidente de esa Cámara el próximo 28 de octubre, dos días antes de que el actual presidente abandone su puesto.

El propio Boehner, quien anunció su renuncia a finales de septiembre, informó este miércoles a sus compañeros de bancada de la nueva fecha para la votación, después de que hace dos semanas el entonces favorito al puesto, el californiano Kevin McCarthy, renunciara a presentarse.

Si el candidato resulta elegido el 28 de octubre (y los últimos acontecimientos indican que previsiblemente así será), el pleno de la Cámara de Representantes, donde la oposición republicana tiene mayoría, procedería el 29 de octubre a votar la elección del nuevo presidente.