Pasan 37 días y sin señales del avión malayo

La búsqueda continúa sin que se hayan captado señales acústicas desde hace 48 horas.

Sídney (Australia)

La búsqueda del avión malayo que desapareció con 239 personas a bordo el 8 de marzo entró hoy en su trigésimo séptimo día, sin que se hayan captado señales acústicas desde hace 48 horas, según el Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas.

La zona de rastreo este domingo comprende un área de 57.506 kilómetros cuadrados en el océano Índico, 16.113 kilómetros cuadrados más que el sábado, y a unos 2.200 kilómetros al noroeste de Perth, la capital del estado Australia Occidental, desde donde coordinan las operaciones el citado centro.

Once aviones militares, otro civil y catorce buques participan en los trabajos de reconocimiento bajo unas condiciones meteorológicas similares a la de la víspera: vientos de Levante, posibilidad de lloviznas aisladas que reducirán la visibilidad a cinco kilómetros de distancia y mar con oleaje de un metro.

El primer ministro de Australia, Tony Abbott, afirmó el viernes pasado que están convencidos de que han captado las señales de las cajas negras del avión desaparecido y que terminarán por encontrarlas, aunque ello pueda llevar "mucho tiempo".

La operación internacional que coordina Australia y que cuenta con la participación, entre otros, de Estados Unidos, China, Malasia y Nueva Zelanda, captó señales acústicas en varias ocasiones desde el 4 de abril.

El buque australiano Ocean Shield tiene el trabajo principal de conectar con las cajas negras a través de localizador que transporta a bordo, con el objetivo de acotar con la máxima precisión posible el lugar donde se encuentran.

Luego, el Ocean Shield enviará al fondo marino un sumergible teledirigido para recuperarlas.

El vuelo MH370 despegó de Kuala Lumpur con 239 personas a bordo rumbo a Pekín en la madrugada del 8 de marzo y desapareció de los radares civiles de Malasia unos 40 minutos después de despegar.

Viajaban a bordo 153 chinos, 50 malasios, siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes que utilizaron los pasaportes robados a un italiano y un austríaco.