Partidos españoles buscan pactos para gobernar ayuntamientos

Las formaciones políticas, a pocos días de que se constituyan los miles de ayuntamientos y trece de las comunidades autónomas de España, buscan crear mayorías estables, en la que los nuevos ...
El alcalde de Barcelona, Xavier Trías, reunido con quien será probablemente su sucesora, la izquierdista Ada Colau, de Barcelona en Comú
El alcalde de Barcelona, Xavier Trías, reunido con quien será probablemente su sucesora, la izquierdista Ada Colau, de Barcelona en Comú (EFE)

Madrid

Los partidos políticos españoles intentan avanzar en las negociaciones para crear mayorías que permitan gobernar en miles de ayuntamientos y en trece de las diecisiete regiones del país, tras las elecciones locales del pasado día 24 y con pocas cosas definidas por el momento.

Ese día el gobernante PP (centroderecha) perdió diez puntos respecto a los comicios de 2011 y los socialistas dos y medio, mientras que confirmaron su irrupción en la política española los partidos Podemos (izquierda) y Ciudadanos (liberales), llamados a servir de "bisagra" para pactos de gobiernos.

Estos dos últimos son cortejados por los dos grandes partidos españoles para crear mayorías en municipios y regiones, que suponen una importante cuota de poder en un país con alto nivel de descentralización administrativa como es España.

Los candidatos del PP fueron en gran medida los más votados en numerosas capitales de provincia y en varias regiones, pero corren el riesgo de perder poder en beneficio de los socialistas, menos votados pero en apariencia mejor situados para pactar a su derecha y a su izquierda.

En perjuicio del PP está el hecho de desde hace tres años y medio gobierna en España y tiene que gestionar las consecuencias de la crisis económica, que apunta una mejoría de los datos "macro" pero que no es percibida por los ciudadanos y también le perjudican diferentes casos de corrupción vinculados a dirigentes del centroderecha en diferentes puntos del país.

El último se conoció ayer, cuando un juez decidió imputar a dos integrantes del gobierno regional de Madrid (PP) en un caso de corrupción con ramificaciones en ayuntamientos, lo que puede ser decisivo para que el centroderecha pierda el ejecutivo de ese región de 6.5 millones de personas en la que está la capital del Estado.

Así lo dejó entrever hoy el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien dijo que ese caso de corrupción, conocido como red Púnica, hace difícil el acuerdo con el PP, lo que podría abrir las puertas a un acuerdo de socialistas y Podemos para hacer presidente regional al candidato del PSOE.

Eso ya está más claro en el caso del ayuntamiento de la capital, que será para Manuela Carmena, una ex jueza de 71 años que estaba al frente de una candidatura de movimientos populares respaldada por Podemos y que acabará con veinticuatro años de alcaldes del PP en Madrid.

Algo parecido ocurrirá en Barcelona, donde puede ser alcaldesa Ada Colau, una mujer de 41 años conocida por su faceta de activista contra los desahucios de sus viviendas de personas castigadas por la crisis económica. La izquierda ya ha llegado a acuerdos para gobernar en regiones ricas de España, como la Comunidad Valenciana y Navarra, donde el PP también ha gobernado durante un par de décadas.

Los populares se quejan de la supuesta existencia de un "frente anti PP" que pretende únicamente sacarles del poder, mientras el líder del partido y presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha confirmado que hará algunos cambios en las próximas semanas para corregir errores que han llevado al bajón electoral.

Eso en la perspectiva de que a final de año habrá elecciones legislativas que darán paso a un nuevo gobierno y en las filas del PP hay temor a que una repetición de los resultados del 24 de mayo propicie su salida del Ejecutivo.