Partido opositor tailandés anuncia boicot en elecciones generales

El anuncio se produce mientras el conjunto de la oposición mantiene la presión para que renuncie la primera ministra interina Yingluck Shinawatra, a quien acusan de favorecer a su hermano, que ...

Tokio

El partido Demócrata de Tailandia, el principal de la oposición, decidió hoy boicotear las elecciones generales de febrero de 2014, e insistió en la necesidad de una profunda reforma política.

El anuncio se produce mientras el conjunto de la oposición mantiene la presión para que renuncie la primera ministra interina Yingluck Shinawatra, a quien acusan de favorecer a su hermano, que está exiliado en Dubai.

El conflicto se recrudeció hace dos meses cuando Yingluck trató de aprobar una ley de amnistía que habría permitido a su hermano Thaksin Shinawatra regresar a Tailandia sin ir a la cárcel para cumplir una condena por corrupción.

El partido Demócrata decidió no presentar candidatos en las elecciones, anunció su líder Abhisit Vejjajiva y ex primer ministro tailandés, en la víspera de una nueva marcha en la capital, Bangkok.

Suthep Thaugsuban, ex viceministro, y quien encabeza las protestas contra Yingluck, confirmó que mañana domingo efectuará una nueva movilización que busca bloquear el tráfico de Bangkok, informó The Nation.

La oposición exige la formación de un consejo popular no electo que reforme el sistema político previo a los comicios para acabar con la corrupción y erradicar lo que califican como "régimen de Thaksin".

La Comisión Electoral (CE) reafirmó por su parte que la elección no se retrasará y la inscripción de candidatos se iniciaría el lunes como estaba previsto.

Por su parte Yingluck anunció este sábado, en un mensaje transmitido a nivel nacional, que después de las elecciones del dos de febrero, el próximo gobierno establecería un consejo popular para impulsar una reformar política.

Yingluck afirmó que su gobierno había escuchado las diferentes voces expresadas a través de varios foros de que Tailandia necesita ser reformada desde una dimensión social, económica y política.

Pero, agregó, su gobierno también tenía que defender el imperio de la ley y la Constitución, por lo que la reforma se producirá bajo los mecanismos legales.