Partido laico gana comicios en Túnez frente a los islamistas

Nidaa Tunes ganó 85 de los 217 escaños de la asamblea constituyente del país norteafricano, mientras los islamistas de Al Nahda lograron 69, según los resultados preliminares.
La Comisión Electoral de Túnez ISIE anunció este jueves los resultados preliminares de las elecciones legislativas
La Comisión Electoral de Túnez ISIE anunció este jueves los resultados preliminares de las elecciones legislativas (EFE)

Túnez

El partido laico Nidaa Tunes se impuso en las legislativas celebradas en Túnez el pasado domingo frente a sus rivales islamistas de Al Nahda, según los resultados preliminares oficiales anunciados este jueves por la instancia que organiza la votación (ISIE).

Nidaa Tunes ganó 85 de los 217 escaños de la asamblea constituyente mientras que Ennahda consiguió 69, anunció la ISIE en una rueda de prensa. Por su parte la Unión Patriótica Libre (UPL), el partido de Slim Rihai, un rico hombre de negocios, terminó en tercer lugar con 16 escaños, seguido por el Frente Popular, una coalición de izquierda y extrema izquierda, con 15.

Las elecciones legislativas, a las que seguirán unas elecciones presidenciales el 23 de noviembre, deberían dar a Túnez instituciones estables cuatro años después de la revolución de enero de 2011 que puso fin a la dictadura de Zine El Abidine Ben Alí.

Nidaa Tunes, un grupo heterogéneo que reúne a personalidades de izquierda, centro derecha, opositores y caciques del régimen de Ben Alí, llevó a cabo una campaña agresiva contra los islamistas de Al Nahda, a los que acusa de oscurantismo.

Ya el domingo el partido confiaba en su victoria mientras que Al Nahda reconoció haber llegado en segundo lugar. El presidente del partido islamista, Rached Ghannouchi, llamó el lunes al líder Nidaa Tunes, Beji Caid Esebsi, para felicitarle.

Ennahda, que en octubre de 2011 ganó las primeras elecciones libres de la historia de Túnez, ha sido muy criticado por su balance de dos años en el poder y pierde 20 de los escaños que tenía en la asamblea constituyente, aunque sigue siendo la segunda fuerza política.

Desde la revolución de 2011, Túnez ha vivido años difíciles, marcados por la crisis económica y la inestabilidad política. 2013 fue un año particularmente complicado por el auge de los grupos yihadistas y una crisis política interminable.

¿Un gobierno de coalición?

Con estos resultados los laicos de Nidaa Tunes estarán obligados a formar una coalición para tener la mayoría de 109 escaños en la asamblea, que tiene un total de 217. "Gobernaremos con los más cercanos a nosotros, la 'familia democrática'", dijo Beji Caid Esebsi en una entrevista a la cadena privada Al Hiwar Etunsi.

Por su parte los periódicos tunecinos auguraban el miércoles una coalición de las dos principales fuerzas políticas. "El mejor escenario posible sería una coalición Nidaa Tunes-Al Nahda que garantizaría un gobierno estable durante los cinco próximos años", afirmaba La Presse, el principal periódico en francés del país.

Sin embargo las negociaciones tendrán que esperar hasta después de las presidenciales, previstas el 23 de noviembre y cuya campaña electoral empieza el sábado. A pesar de sus 87 años, Beji Caid Esebsi sale como favorito frente a otros 26 candidatos, entre ellos el actual jefe del Estado Moncef Marzuki. Al Nahda ha decidido no presentar a ningún candidato y dice querer apoyar al que cree más "consenso".

Las elecciones del pasado domingo fueron calificadas de "creíbles y transparentes" por la misión de observación electoral de la Unión Europea. Francia y Estados Unidos, entre otro países, se felicitaron de unas elecciones democráticas que contrastan con la situación de caos o represión de otros países que también vivieron la llamada Primavera Árabe.