Parlamento polaco respalda el programa de Ewa Kopacz

La nueva primera ministra de Polonia apostó por fortalecer la posición del país en la UE y prometió una política "pragmática" ante el conflicto en Ucrania.
La nueva primera ministra polaca, Ewa Kopacz, da un discurso en el Parlamento en Varsovia
La nueva primera ministra polaca, Ewa Kopacz, da un discurso en el Parlamento en Varsovia (EFE)

Berlín

El Parlamento polaco respaldó hoy el programa de Gobierno presentado por la nueva primera ministra del país, Ewa Kopacz, quien apostó ante los diputados por fortalecer la posición del país en el seno de la Unión Europea y prometió una política "pragmática" ante la crisis ucraniana.

Kopacz, que asumió el cargo la semana pasada en sustitución de Donald Tusk, próximo presidente del Consejo Europeo, recibió el voto de confianza de la mayoría de la Cámara gracias a los diputados de los grupos de la coalición de gobierno, Plataforma Ciudadana y el Partido Campesino, según informó el Parlamento en su página web.

En su discurso abogó por reforzar la posición del país en la UE y defendió una unión energética, uno de los principales proyectos de su antecesor ante la gran dependencia de buena parte del este de Europa, Polonia incluida, del gas ruso.

Kopacz afirmó que mantiene en su programa la apuesta por el euro, aunque recordó que el país tiene todavía "deberes" que hacer para cumplir con los criterios exigidos para adoptar la moneda única y subrayó también la necesidad de estabilidad en la eurozona.

Hizo asimismo referencia a la crisis en la vecina Ucrania y apostó por el "pragmatismo", aunque dejó claro que su país no aceptará un cambio en las fronteras europeas por la fuerza. En este contexto apostó por mantener una posición única en la comunidad internacional y evitar el aislamiento de Polonia.

Durante su discurso, alrededor de dos millares de mineros se manifestaron en los alrededores del Parlamento en defensa de sus puestos de trabajo y Kopacz se comprometió a proteger la producción nacional de carbón ante la competencia desleal y a garantizar unos precios razonables para el consumidor.

La nueva primera ministra no olvidó su profesión médica y avanzó, por ejemplo, que el Gobierno luchará contra la obesidad infantil en el país, para lo que se prohibirá la "comida basura" en las escuelas.

Como médico, dijo, sabe lo importante que es escuchar a los pacientes y se comprometió a escuchar a los polacos, que "no quieren una revolución, pero sí esperan cambios".

Los analistas creen que el nuevo Gobierno continuará con las políticas liberales de centroderecha impulsadas durante los últimos siete años por Tusk, aunque con la mirada puesta en las elecciones generales previstas para dentro de un año.

La hasta ahora presidenta del Parlamento es la segunda mujer que asume el cargo de primera ministra en la historia del país, aunque todavía se desconoce si será candidata a renovar su mandato en los próximos comicios.