Parlamento griego no logra elegir presidente por segunda vez

Stavros Dimas, candidato del gobierno, logró el apoyo de 168 de los 300 diputados, si el lunes no logra 180 votos la asamblea se disolverá y se celebrarán comicios el 25 de enero o el 1 de febrero.
El primer ministro griego, Antonis Samaras, habla con la prensa en Atenas tras la segunda ronda para elegir presidente en el parlamento
El primer ministro griego, Antonis Samaras, habla con la prensa en Atenas tras la segunda ronda para elegir presidente en el parlamento (AFP)

Atenas

Los diputados griegos fracasaron hoy en su segundo intento para elegir a un presidente de la república y, de no lograrlo a la tercera, se disolverá el parlamento y la izquierda radical podría llegar al poder.

Un total de 168 de los 300 diputados votaron por Stavros Dimas, el ex comisario europeo y pilar del partido conservador del primer ministro Antonis Samaras. Es el candidato presentado por el gobierno de coalición formado por la derecha y los socialistas.

Los demás (131, ya que la 132 estaba ausente) se limitaron a responder "presente", cumpliendo con el procedimiento. Dimas necesitaba 200 "síes" para ser elegido.

En la primera vuelta, el miércoles pasado, Dimas obtuvo 160 votos: los 155 de la coalición y cinco independientes. Para convencer a los otros independientes y no inscritos o a los diez diputados del pequeño partido de la izquierda DIMAR, Samaras propuso el domingo celebrar las legislativas a finales de 2015 en vez de junio de 2016 y ampliar la composición del gobierno.

Su candidato logró hoy ocho votos más, entre ellos los de dos ex diputadas de Amanecer Dorado y de una de DIMAR, formación que parece dispuesta a aliarse a Syriza.

La tercera vuelta, el próximo lunes, parece por lo tanto determinante. Esta vez bastará con 180 votos. Si no los consigue, el parlamento será disuelto y se celebrarán elecciones legislativas el 25 de enero o el 1 de febrero.

"Los 180, descartados"

El objetivo de Samaras parecía hoy inalcanzable. "Con 168 votos, entre ellos los de dos ex diputadas de Amanecer Dorado, parece descartado llegar a 180 la próxima semana", explicó el analista Ilias Nikolakopoulos. "Parece que la coalición en el poder perdió definitivamente", insistió Jesus Castillo, analista de Natixis.

Después de la votación, Samaras pidió a los diputados que "eviten aventurarse", "tomen en cuenta los sufrimientos de los griegos" durante la crisis y "el interés de la patria".

El jefe de Syriza, Alexis Tsipras, es optimista."Ni la Asamblea ni el pueblo darán carta blanca al señor Samaras para seguir con los memorandos (los programas de reforma impuestos por los acreedores de Grecia tras la crisis de la deuda en 2010). Con el año nuevo, nuestro país pasará página", dijo.

El resto de Europa está muy pendiente de esta votación, dadas las reservas que suscita el programa de Syriza, favorito en los sondeos. El partido se opone a la austeridad impuesta al país por la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de 240 mil millones de euros en préstamos.

El fracaso de la votación mantendrá nerviosos a los mercados, adelanta el centro de análisis Capital Economics. La Bolsa de Atenas lleva quince días muy debilitada por la incertidumbre que rodea esta elección, y caía 1.92% hacia las 12:30 hora GMT.

Klaus Regling, director general del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), estimaba el domingo en una entrevista al diario griego Kathimerini que es "normal que los mercados estén preocupados cuando la oposición tiene puntos de vista radicalmente diferentes sobre el futuro del país. En España, Portugal e Irlanda, los gobiernos cambiaron pero los programas de reforma no se interrumpieron", comentó.