París nombra "ciudadano honorario" a Charlie Hebdo

París convirtió a Charlie Hebdo en ciudadano honorario y el creador de Astérix anunció que volvería de su retiro para ayudar a ilustrar el semanario.
En 2011 la sede de Charlie Hebdo sufrió un ataque por publicar un ejemplar en el que se burlaba de la Sharia o Ley Islámica.
En 2011 la sede de Charlie Hebdo sufrió un ataque por publicar un ejemplar en el que se burlaba de la Sharia o Ley Islámica. (AFP)

París, Francia

París convirtió a Charlie Hebdo en ciudadano honorario y el creador de Astérix se ofreció a dibujar para la publicación, a medida que el respaldo crecía para el semanario satírico diezmado por la matanza llevada adelante por atacantes islamistas por burlarse del Profeta Mahoma.

La Ministra de Cultura francesa, Fleur Pellerin, dijo que el Gobierno se aprontaba a destinar un millón de euros al semanario "para que pueda continuar la semana próxima y la semana siguiente y la semana siguiente".

Doce personas murieron en el ataque del miércoles contra la oficina de Charlie Hebdo, incluidos su editor principal y cuatro destacados caricaturistas, asesinatos que horrorizaron a Francia y el mundo.

Los supuestos atacantes murieron el viernes durante un operativo de las fuerzas de seguridad en una imprenta en la que habían tomado un rehén.

Albert Uderzo, el caricaturista de 87 años que creó al famoso personaje francés Astérix, anunció que volvería de su retiro para ayudar a ilustrar el semanario, que planea lanzar un millón de ejemplares en su próxima edición del miércoles.

La ola de respaldo significó un inesperado cambio para Charlie Hebdo, cuyas caricaturas sexualmente explícitas y declaraciones anárquicas atraían cada vez menos lectores. Su circulación cayó a 30 mil el año pasado, por debajo del umbral de rentabilidad.

Pero la denuncia de los ataques en todo el espectro político y en muchas manifestaciones espontáneas mostraron que el pequeño semanario se identificaba con un amplio sentimiento compartido de libertad de expresión y una nostalgia por la revuelta estudiantil de mayo de 1968.

"Debido respeto a héroes"

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, dijo en una sesión del consejo de la capital francesa que la ciudadanía honoraria se entregaba en contadas ocasiones y en el pasado "distinguió a grandes combatientes de la resistencia contra dictaduras y barbarismo".

"Al elegir otorgársela a Charlie Hebdo, nuestra ciudad muestra el debido respeto a héroes", afirmó.

La página oficial de la ciudad en internet mostraba al inicio un cartel en negro con la leyenda "Paris est Charlie" ("París es Charlie").

Dos de las víctimas, el corrector Mustapha Ourrad y el policía Ahmed Merabet, eran musulmanes.

Tras el ataque, los medios han ofrecido apoyo al "enfant terrible" de la prensa francesa. El diario Liberation brindó espacio en su edificio y Radio France, France Television y el periódico Le Monde prometieron personal y equipos para ayudar a producir la próxima edición.

Las editoriales contribuyeron con 250 mil euros y un fondo parcialmente respaldado por Google dijo que hará lo mismo. En Londres, el editor jefe Alan Rusbridger informó en Twitter que el grupo Guardian Media aportaría 100 mil libras.

Los medios franceses informaron que las suscripciones a Charlie Hebdo dieron un salto, con más de 8 mil nuevos pedidos solo el jueves. Hidalgo dijo que París compraría suscripciones para todos sus 163 concejales y el banco público BpiFrance compró 50.

Incluso hasta los blancos favoritos de Charlie Hebdo como clérigos musulmanes, cristianos, y judíos y la líder de extrema derecha Marine Le Pen expresaron su respaldo al semanario. Al ser consultados por la razón, dijeron que defienden la libertad de expresión y el secularismo oficial francés.

Uderzo, que creó al valiente galo Astérix, que lucha contra la ocupación de la Antigua Roma, dijo que sus populares caricaturas y el altamente politizado Charlie Hebdo no tenían nada en común.

"Sólo quería mostrar mi amistad para con los caricaturistas que pagaron con sus vidas", dijo Uderzo a la radio Europe 1. En un video, mostró una caricatura de Astérix golpeando a un hombre que usa las tradicionales sandalias árabes mientras le grita "¡Yo también soy Charlie!".