Papa se reúne con ex prostitutas en privado

Tras una audiencia a puerta cerrada con las cuatro mujeres procedentes de América y Europa, Francisco condenó la trata de personas calificándola de "castigo al cuerpo de Cristo".
El papa Francisco a su llegada a la última jornada de una conferencia sobre tráfico de personas en el Vaticano.
El papa Francisco a su llegada a la última jornada de una conferencia sobre tráfico de personas en el Vaticano. (EFE)

Roma

El papa Francisco se reunió hoy con cuatro ex prostitutas y condenó la trata de personas que sufrieron estas mujeres, un delito que calificó de "un castigo al cuerpo de Cristo".

Las mujeres, que viven bajo protección policial después de reportar a las autoridades los abusos que sufrían, llegaron al Vaticano desde Argentina, Chile, Hungría y República Checa.

Después de mantener una audiencia privada con estas mujeres, Francisco se reunió con autoridades de seguridad y de la Iglesia, que participaron en una conferencia en el Vaticano sobre la trata de personas organizada por los arzobispados británico y galés.

"El tráfico de personas es una herida abierta en el cuerpo de la sociedad contemporánea, un castigo al cuerpo de Cristo. Es un crimen contra la humanidad", manifestó el pontífice.