Papa aboga por una democracia que garantice "dignidad" a los pobres

En Paraguay, uno de los países más desiguales de América Latina con casi 40% de pobres, el papa Francisco elogió "el camino" democrático "sólido y estable" elegido por Horacio Cartes.

Asunción

El papa Francisco abogó hoy en Paraguay por seguir consolidando una democracia que garantice la "dignidad" de los más pobres en este país, uno de los más desiguales de América Latina con casi 40% de pobres, donde terminará el domingo una gira que lo llevó a Ecuador y Bolivia.

En Paraguay, base principal de las misiones jesuitas en Sudamérica y donde un obispo se convirtió en presidente en 2008, el papa Francisco fue recibido bajo la lluvia pero en un clima de euforia y fiesta con tradiciones guaraníes que lo hicieron sentir en casa, según dijo.

En su primer discurso en Asunción junto al presidente paraguayo Horacio Cartes, el sumo pontífice elogió "el camino" democrático "sólido y estable" que ha asumido el mandatario.

"Dignidad integral del ser humano"

Pero advirtió que "un desarrollo económico que no tiene en cuenta a los más débiles y desafortunados, no es verdadero desarrollo. La medida del modelo económico ha de ser la dignidad integral del ser humano, especialmente el más vulnerable e indefenso", instó.

Aunque Paraguay recuperó la democracia en 1989 tras la caída de la dictadura de 35 años Alfredo Stroessner, fue sacudido por otra crisis institucional en 2012 cuando el presidente Fernando Lugo, un ex obispo católico fue destituido por el Congreso tras un polémico juicio político.

Sin paraguas, el papa Francisco descendió del avión que lo trajo desde la ciudad boliviana de Santa Cruz hasta Asunción, en la última escala de una gira sudamericana que lo llevó el 5 de julio a Ecuador y tres días después a Bolivia.

Este viaje intenso realizado a sus 78 años terminará el domingo con una misa campal donde se esperan hasta tres millones de fieles, entre ellos cientos de miles de brasileños y argentinos como él.

Paraguay ha experimentado un crecimiento de hasta 14% en 2013 y por encima del 4% el año pasado, pero cerca del 40% de los siete millones de habitantes son pobres, según organismos no gubernamentales.

Las últimas cifras del Gobierno son más optimistas, pero indican que 22.6% de la población vive en la pobreza y el 10.5% está en situación de extrema pobreza, mientras que el 1% de los propietarios de tierras controlan alrededor del 77% de la tierra productiva del país.

"La mas gloriosa de todas"

Francisco volvió a dedicar un sentido elogio a la mujer de este país, que en 2014 llegó a proponerla como merecedora del premio Nobel. "Han llevado el paso más grande, han sabido sacar adelante a sus familias y a su país", expresó en referencia a la Guerra de la Triple Alianza que enfrentó a Argentina, Brasil y Uruguay entre 1864 y 1870 y diezmó la población paraguaya.

"La mujer paraguaya, la más gloriosa de todas", dijo durante el encuentro en el jardín del Palacio de López, sede de la presidencia. Su admiración por la mujeres de este país es conocida y entre los gestos de agradecimiento destacó la decisión en el aeropuerto Silvio Pettirossi, donde aterrizó en Asunción, que encargó a tres mujeres las operaciones de la torre de control el viernes.

Antes de realizar un recorrido de 13 km al centro de Asunción, un coro de 200 niños de escuelas públicas entonó canciones típicas en guaraní - lengua oficial junto con el castellano - para luego dar pie a una ceremonia laica con bailarines sobre la pista.

De semblante relajado, Francisco se detuvo frente a la cárcel de mujeres del Buen Pastor, donde 51 reclusas cantaron en coro un tema de bienvenida acompañadas por arpas y guitarras. Al menos 60 mil jóvenes formaron un cordón humano de más de 10 km tomados de la mano a lo largo de la vía que recorrió hasta la Nunciatura, donde se está alojando el papa.

Esta es la segunda visita a Paraguay de un papa, luego que en 1988 el polaco Juan Pablo II viajara a este país de casi siete millones de habitantes, un año antes que cayera la dictadura de Stroessner (1954-1989).

Entre los actos más esperados del papa argentino destaca la misa que efectuará este sábado en la Basílica de la Virgen de Caacupé, 50 km al este de Asunción, patrona de los paraguayos y de la cual es devoto desde sus tiempos de arzobispo en Buenos Aires, donde realizó trabajos en barrios pobres con inmigrantes paraguayos.

Con los pobres, presos y enfermos

Su última actividad pública en Bolivia fue una visita a la cárcel de Palmasola, la más hacinada y peligrosa del país, ubicada en una especie de ciudadela en Santa Cruz de la Sierra, en la que defendió la reinserción de los presos en la sociedad.

El Vaticano informó que el papa visitó a la Virgen patrona de Bolivia, a la que le donó las condecoraciones que recibió de manos del presidente Evo Morales, pero no se especificó nada sobre el polémico Cristo crucificado sobre la hoz y el martillo, que le obsequió el mandatario boliviano.

Francisco lanzó el jueves un histórico pedido de perdón a nombre de la Iglesia, por los crímenes cometidos contra indígenas durante la conquista de América, en una jornada marcada por su apoyo a reivindicaciones sociales, que lo llevaron a ser llamado "papa revolucionario".