Papa pide abandonar la teología de escritorio: Sánchez de Toca

Exhortación apostólica busca nuevos caminos para evangelizar.
Secretario del Pontificio Consejo para la Cultura del Vaticano.
Secretario del Pontificio Consejo para la Cultura del Vaticano. (Mónica González)

México

El papa Francisco invita a abandonar la “teología de escritorio” y acoger la “teología arrodillada”, que incluye una preferencia por los pobres, ante “una cultura insolidaria, de descarte, del desecho que solo margina”, afirmó Melchor Sánchez de Toca, secretario del Pontificio Consejo para la Cultura del Vaticano, quien señaló que “no se quiere una Iglesia que a todo diga que no, como una vieja maestra”.

En entrevista para MILENIO, el representante papal, quien se encuentra en México para difundir la exhortación apostólica Evangelii Gaudium, la cual anima a encontrar nuevos caminos para evangelizar y no encerrarse en esquemas aburridos, consideró que la religiosidad popular necesita una purificación para que vuelva a sus orígenes, porque es una enorme reserva de esperanza: “Gente que tiene poca formación se inca ante la imagen de Cristo o de la Virgen para pedir, y ése es un mensaje de esperanza”.

El documento, que es una “hoja de ruta para la Iglesia de cómo debe ser, no es doctrinal”. El Papa señala que “debemos concentrarnos en lo esencial, no limitar la predicación a cositas, no tienes que hacer esto, esto está prohibido, porque si no, parece que la Iglesia es una vieja maestra que siempre está diciendo no, no, no, y en este sentido esto es lo que hay que revisar”

También se requiere revisar “la manera en que hablamos a la gente, no el contenido, ese no lo podemos cambiar, porque no es nuestro es de Jesucristo, pero sí el modo y el tono en que hablamos a la gente, porque a veces parece que estamos como enfadados y tenemos algo muy bueno que contar. Jesús dice que no ha venido a condenar sino a salvar lo perdido, este es el estilo que el Papa quiere transmitir”.

En la exhortación en la que Francisco considera que se deben tener “templos con las puertas abiertas” para que no se encuentren los fieles con la “frialdad de las puertas cerradas”, monseñor Sánchez de Toca mencionó que no debe practicarse una “teología de escritorio” que son elucubraciones hechas en despachos sin contactos con la realidad.

Frente a esta “teología de escritorio, de laboratorio, está la que llaman la teología arrodillada contemplativa, que empieza con un acto de adoración y contemplación de Dios y que se trabaje con los pobres”. El Papa prefiere una Iglesia “herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia… preocupada por ser el centro y que termine clausurada en una maraña de obsesiones y procedimientos”, se señala en la exhortación.

Respecto a la labor pastoral de los sacerdotes, consideró Sánchez de Toca, “nos pone una tarea muy exigente: salir de la zona de comodidad donde tiene uno más o menos controlados la parroquia y el pequeño grupo. El Papa dice que no es tiempo de administradores, los sacerdotes no pueden ser gestores de un centro religioso, tiene que salir a hablar con su gente “.

Es decir “primeriar, un verbo inventado por el Papa argentino, también repite acompañar, animar, acoger, fructificar, son los verbos que utiliza para redescubrir el gusto de estar en medio de los pueblos, por eso la expresión pastores con olor a ovejas que sepan cómo sufre su gente” y no caer en la tentación de refugiarse en sus templos.

Por la tarde monseñor Sánchez de Toca asistió al Centro Libanés, donde se realizó la presentación-diálogo sobre la nueva Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, del papa Francisco, organizado por las Dimensiones de Pastoral de la Cultura y de Educación de la Conferencia del Episcopado Mexicano, en conjunto con la  Universidad Pontificia de México, la Asociación Mexicana de Instituciones de Educación Superior de Inspiración Cristiana, y el Instituto de Formación Teológica Intercongregacional de México, entre otras instituciones.

A este diálogo asistieron representantes de diverso sectores de la sociedad, de la educación, de la cultura, así como empresarios como Patrick Slim Domit, académicos y personas relacionadas con el sector religioso, quienes escucharon la ponencia de monseñor Sánchez de Toca y un mensaje del nuncio apostólico Christophe Pierre.