Papa Francisco niega censura en Sínodo

El pontífice católico aseguró que los participantes en el reciente sínodo dedicado a la familia pudieron decir en él "lo que pensaban sinceramente".

Ciudad del Vaticano

El papa Francisco aseguró que en el reciente Sínodo extraordinario sobre la familia "no hubo censura previa" y que sus participantes pudieron decir en él "lo que pensaban sinceramente".

"Todos podían, debían decir lo que tenían en el corazón, lo que pensaban sinceramente", dijo el pontífice durante la audiencia general en la Plaza de San Pedro e insistió: "en el Sínodo no hubo censura previa, no la hubo".

El papa reconoció que durante los debates sinodales hubo discusión entre los participantes, pero aseguró que eso "no es malo siempre que se haga con humildad y con ánimo de servicio".

Bergoglio se refirió además al contenido de esa reunión -en la que se abordaron las respuestas de la iglesia católica a los "retos" a los que se enfrenta el concepto de familia- y dijo que "ninguna intervención puso en entredicho las verdades fundamentales del sacramento del matrimonio, ninguna".

Y se refirió en concreto a "la indisolubilidad, la unidad, la fidelidad y la apertura a la vida". El pasado 18 de octubre la reunión sinodal celebrada en el Vaticano aprobó un extenso documento que lanza una reflexión sobre problemas de la familia actual, como los divorciados vueltos a casar, y respalda una Iglesia que acoja a todos, incluidos los homosexuales.

La "Relatio Synodi", su documento final y toda una novedad respecto a otras asambleas, fue sometido a votación punto por punto por los "padres sinodales", obispos y cardenales con derecho a voto, y fue divulgada a petición expresa del papa Francisco.

Bergoglio admitió ya entonces que en los debates se pudieron apreciar "tensiones y tentaciones", entre las cuales mencionó la tentación de la "rigidez hostil", que resumió en la actitud de "querer encerrarse en lo que está escrito (la letra)".

El resultado de ese Sínodo servirá de base al que se celebrará en octubre de 2015 y para el que ayer el Vaticano publicó la lista de preguntas que se someterán a todas las diócesis de todo el mundo para que aporten las respuestas que analizará esa nueva reunión, que tendrá carácter ordinario.

En esa lista de preguntas el Vaticano reveló que consultará a las diócesis sobre la posibilidad de tramitar gratuitamente las nulidades matrimoniales y de eliminar las "discriminaciones injustas" contra los homosexuales.