Papa culpa a industria de armas de la guerra en Siria

El papa Francisco pidió ayudar a Jordania por la emergencia que vive por el número de refugiados sirios que ha recibido.
El papa Francisco da un discurso tras su reunión con el rey jordano Abdullah en el Palacio Real en Ammán.
El papa Francisco da un discurso tras su reunión con el rey jordano Abdullah en el Palacio Real en Ammán. (AFP)

El papa Francisco afirmó hoy en Betania, en Jordania, que el odio y la codicia del dinero son la raíz y la causa de la guerra y acusó de la continúe la guerra en Siria a todos aquellos que negocian con los conflictos y fabrican y venden armas.

En un discurso ante cientos de personas que abarrotaban la iglesia levantada en el sitio donde la historia sitúa el bautismo de Jesús, el pontífice pidió a los presentes "que busquen en su corazón una palabra para que esta pobre gente se convierta" e instó a la comunidad internacional a ayudar a Siria a salir del conflicto.

También lanzó un llamado a todas las partes involucradas en el conflicto en Siria a volver "a la senda de las negociaciones" en un encuentro este sábado con jóvenes discapacitados y refugiados.

El pontífice instó a la comunidad internacional para que no deje “sola” a Jordania, ante la emergencia humanitaria que se ha creado con la llegada de unos 600 mil refugiados que huyen de los conflictos en Medio Oriente.