De Paolis exculpa a legionarios de los pecados de Maciel

El cardenal señala que “han mirado su interior para examinar su presente y descubrir eventuales huellas de contaminación dejadas por su fundador”
El delegado pontificio concluyó su mandato al celebrar la misa final del Capítulo General.
El delegado pontificio concluyó su mandato al celebrar la misa final del Capítulo General. (Riccardo De Luca/AP)

México

Velasio de Paolis, delegado pontificio para la renovación de los Legionarios de Cristo, afirmó al concluir el Capítulo General de la congregación que “la misma Legión se puede considerar una víctima del actuar equivocado de su fundador” y que los pecados de Maciel “no pueden ser vistos como culpas personales de los legionarios hasta el punto de que éstos puedan ser considerados responsables” de dichos actos.

El cardenal, que concluye con el cargo que le asignó Benedicto XVI, aseguró que la orden creada por Marcial Maciel Degollado ya ésta  “curada y saneada” y que sus miembros “se han liberado del peso que cargaban sobre sus espaldas”.

Durante los casi dos meses que duró el capítulo, De Paolis elaboró con los Legionarios un documento en el que realizó una valoración “amplia, objetiva y serena, casi tomando distancia sobre la figura de Maciel en relación con la misma Congregación”.

La evaluación reconoce “las responsabilidades de Maciel”, y agradece “a la misma Iglesia por su acción a favor de la congregación para sanar las heridas producidas y, después de un camino de revisión, penitencia y purificación, animarla y sostenerla para que reemprenda de manera renovada su misión”; sin embargo, también “invoca la misericordia de Dios sobre Maciel”.

Penitencia

En la homilía de la misa que presidió en Roma al clausurar los trabajos, el delgado pontificio acotó que, “no obstante, se identifican también algunas responsabilidades de los mismos superiores, particularmente por los retrasos que se dieron en su actuación”.

El capítulo, agregó De Paolis, “mientras pide perdón a las víctimas de Maciel, toma conciencia de que los Legionarios están llamados a asumir sobre sí las consecuencias de las culpas de su fundador… y  a expiarlas en cuanto sea posible. Se descubre así un camino penitencial de purificación y de renovación, y se acepta el recorrerlo”.

De Paolis consideró que “los Legionarios se han reconciliado consigo, con la historia, con el mundo y con la Iglesia. Con ojos nuevos y purificados han mirado su interior para examinar su presente y descubrir eventuales huellas de contaminación dejadas por su fundador en la Legión: en su ser, en su actuar, en su legislación y en su modo de obrar”.

Y agregó que “si ante los hechos de la vida de Maciel han vivido un momento de oscuridad y sufrimiento, quizás de confusión, si la turbación ante eventos tan graves ha entrado en sus corazones, ellos, durante el largo camino recorrido en los últimos años y particularmente durante este capítulo, se han sentido iluminados y renovados interiormente”.

El cardenal llamó a los legionarios a entonar “un himno de acción de gracias a la misericordia de Dios que los ha curado, los ha sanado, que los ha tomado otra vez con afecto renovando el amor de antes. No se cansen de obrar el bien por el Reino de Cristo”.

Nuevas constituciones

La congregación informó que durante el Capítulo General realizó un examen de conciencia y se pronunció de manera conclusiva sobre el fundador. “Hemos pedido perdón a Dios y a quienes han sufrido por estos hechos y renovamos nuestro compromiso de poner los medios para que no se repitan en el futuro”.

Concluido el evento, la orden tiene un nuevo texto constitucional y los documentos de éste ofrecen pautas y principios que “nos orienten para vivir nuestra vocación. Invitamos a todos los legionarios a leerlos y meditarlos en su conjunto”, informaron.

 “Al final de una etapa e inicio de una nueva” agradecieron a los primeros en formar y construir la congregación por su perseverancia y fidelidad, y recordaron “con afecto a quienes han dejado la Legión, agradecemos el bien que han hecho entre nosotros”.

El Capítulo General tenía como tareas principales asignadas por el Vaticano la elaboración de unas nuevas constituciones y elegir un nuevo gobierno general.

La congregación hará públicos próximamente los documentos finales con las orientaciones para los próximos seis años. Una vez que se reciba la aprobación del Vaticano, el nuevo texto constitucional entrará en vigor y lo darán a conocer.

• • •

El vaticano Analiza comunión para divorciados

Mario Poli, arzobispo de Buenos Aires, señaló ayer que durante el Sínodo de los Obispos convocado para octubre se evaluará la posibilidad de levantar la prohibición de comulgar a los divorciados que se han vuelto a casar.

“Es un tema que se va a discutir en el sínodo, pero no soy futurólogo, es un tema pastoral y hay que encararlo”, aseguró Poli a los medios de comunicación a su llegada a Buenos Aires procedente de Roma, donde fue nombrado cardenal por el papa Francisco.

La familia será el tema central de la tercera Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de Obispos, que se realizará del 15 al 19 de octubre en el Vaticano.

A la reunión le seguirá un año después la Asamblea Ordinaria, que tratará el mismo asunto y en septiembre de 2015 tendrá lugar el Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia, Estados Unidos.

Del Consistorio de cardenales celebrado la semana pasada en el Vaticano surgieron algunas propuestas, aunque no una posición común, sobre la posibilidad de “perdonar” a los divorciados para que puedan recibir los sacramentos.

EFE/Buenos Aires

• • •