Panamá minimiza responsabilidad en escándalo que se extiende

El gobierno panameño, amenazado con el aislameinto internacional tras la publicación de los "Panama Papers", busca realizar cambios para impedir fraudes en su sistema financiero.
El fiscal panameño Ricaurte Gonzalez (d) abandona las oficinas de la firma de abogados Mossack Fonseca en Panamá, tras una inspección
El fiscal panameño Ricaurte Gonzalez (d) abandona las oficinas de la firma de abogados Mossack Fonseca en Panamá, tras una inspección (AFP)

Ciudad de Panamá

Una semana después de la publicación de los llamados "Panama papers", el gobierno panameño busca la forma de realizar cambios para evitar que su sistema financiero sea utilizado para el fraude, una situación que amenaza al país con el aislamiento internacional.

"Panamá no merece ser señalado por un problema que afecta a tantos a nivel mundial. Pero estamos dispuestos a asumir la responsabilidad de corregirlo", escribió el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, en un artículo publicado este lunes por el diario estadunidense The New York Times.

"El mundo debe atacar este problema colectivamente y con urgencia (...) Panamá está completamente comprometida con adoptar todas las reformas de transparencia financiera necesarias para cumplir con la comunidad internacional", añade el mandatario.

El sistema financiero panameño enfrenta duras críticas tras la publicación el 3 de abril de los llamados "Panama papers", una filtración de documentos que revelan cómo desde el despacho de abogados panameño Mossack Fonseca se crearon infinidad de sociedades "off-shore" por personalidades de todo el mundo, las cuales podrían ser usadas para evadir impuestos y el lavado de activos.

Desde el presidente de Argentina, Mauricio Macri, al entorno del mandatario de Rusia, Vladimir Putin, o el ex jefe de la UEFA Michel Platini, el astro argentino Lionel Messi y el director de cine español Pedro Almodóvar, son señalados por esos documentos.

Por el momento, la única víctima importante de las revelaciones es el primer ministro islandés, David Sigmundur Gunnlaugsson, aunque hoy el primer ministro británico, David Cameron, tuvo que acudir al Parlamento por las operaciones de su padre en paraísos fiscales.

Este lunes, miembros de la Fiscalía Superior especializada en delitos contra la propiedad intelectual y seguridad informática, a cargo de Ricaurte González, realizaron una inspección ocular a las oficinas de Mossack Fonseca, por una querella criminal presentada por esta firma por sustracción de documentos.

"Se acreditó un delito contra la seguridad informática, lo que comúnmente se conoce como hackeo", informó el abogado de la firma, Elías Solano. La inspección no guarda relación con investigaciones del propio contenido de los documentos ni con diligencias relacionadas con otros países. "Por fin se está investigando a los verdaderos criminales", dijo a la AFP Ramón Fonseca, uno de los creadores del gabinete.

Cruzada francesa

Tras el escándalo, Francia ha emprendido la lucha contra los paraísos fiscales y su ministro de Finanzas, Michel Sapin, instará esta semana en Washington a los países más industrializados a adoptar una "lista negra" de paraísos no cooperantes en brindar información tributaria y coordinar sus sanciones.

Según Sapin "Francia desea un acuerdo a nivel del G20 sobre la creación de una lista negra que permita identificar (...) las jurisdicciones no cooperativas en el ámbito fiscal y aplicarles contramedidas coordinadas entre los diferentes Estados".

A su vez, el ministro de finanzas, Wolfgang Schäuble, pide registros "sistemáticos" de los beneficiarios de las sociedades pantalla así como una "lista negra" única de paraísos fiscales no cooperativos. A Francia y Alemania se le unió hace días el presidente estadunidense, Barack Obama.

El gobierno panameño ha hecho reformas a su sistema financiero, pero tanto Francia, que ha vuelto a incluir a Panamá en una lista sobre paraísos fiscales, como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), consideran estas reformas insuficientes por no permitir el intercambio de información inmediata.

El propio Varela reconoce que pese a las reformas las sociedades creadas en Panamá todavía "pueden ser manipuladas para objetivos ilícitos".

"Ya no nos creen"

Panamá ha anunciado la creación de un comisión internacional que analice el sistema financiero del país y proponga cambios. El propio Varela anunció el viernes que su ministro de Finanzas, Dulcidio De La Guardia, viajaría a París el martes para llevar una propuesta al gobierno francés, pero hasta la fecha no se ha oficializado ninguna reunión bilateral por este asunto.

Mientras tanto, las autoridades tributarias de Perú intervinieron hoy la filial del bufete panameño Mossack Fonseca en busca de información, mientras que en El Salvador la Fiscalía secuestró la pasada semana computadoras y documentos de esta firma. En Venezuela la fiscalía anunció este lunes que evalúa el pedir la detención de personas señaladas en los "Panama papers".

"Todo indica que con este artículo de Varela en The New York Times la vida seguirá igual. No he visto asomo en el gobierno de una verdadera y decidida voluntad de actuar de forma consecuente y responsable frente a los acontecimientos", dijo a la AFP el catedrático en Derecho Constitucional, Miguel Antonio Bernal.

"Estamos dejando pasar una bonita oportunidad para que Panamá se regenere y se reinvente. El problema es que ya no nos creen", añadió Bernal.

Servicios secretos recurrieron a Mossack Fonseca

Asismismo, el diario alemán Süddeutsche Zeitung afirmó hoy que agentes secretos de varios países, incluyendo intermediarios de la CIA estadunidense, recurrieron al despacho panameño Mossack Fonseca.

"Agentes secretos y sus informadores utilizaron en gran medida los servicios ofrecidos por el despacho" panameño, afirma el diario de Munich (sur). Según el Süddeutsche, "agentes hicieron abrir sociedades pantalla para disimular sus acciones (...) Entre ellos figuran asimismo intermediarios próximos a la CIA", la central de información estadunidense.

Entre los "clientes" de Mossack Fonseca figuran asimismo "algunos artífices" de las ventas secretas de armas a Irán los años ochenta (llamado "Irán-Contra"), un escándalo motivado por las ventas secretas de armas estadunidenses a Teherán para conseguir la liberación de rehenes estadunidenses en Líbano y ayudar financieramente a los "contras" nicaragüenses que luchaban contra los sandinistas en Nicaragua, sostiene el diario.

Los "Papeles de Panamá" también muestran que "responsables de alto rango actuales y antiguos de los servicios secretos al menos de tres países, (...) Arabia Saudí, Colombia y Ruanda", figuran entre los clientes del sulfuroso despacho panameño, detalla Süddeutsche Zeitung.

Entre ellos, el jeque Kamal Adham, ex responsable de los servicios secretos saudíes fallecido en 1999, y que "pasaba por ser los años setenta uno de los principales interlocutores de la CIA" en Oriente Medio, precisa el diario de Munich.

Süddeutsche Zeitung, el segundo diario más vendido de Alemania, recibió de un informante anónimo más de once millones de documentos procedentes del despacho Mossack Fonseca que ponen en evidencia los secretos financieros de ricos y poderosos de todo el mundo.

Este diario liberal de izquierdas ha compartido esta mina de informaciones con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), que reagrupa a varias decenas de medios internacionales.

Las revelaciones de estos "Panama Papers" han provocado un escándalo mundial y varios países han decidido iniciar investigaciones con el fin de identificar a presuntos defraudadores y comprobar los hechos que se les reprochan.