ONU: Palestina se unirá a Corte Internacional

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, anunció que aceptaba los documentos y que actuaba en calidad de depositario. La medida permitirá a los palestinos presentar cargos por crímenes de guerra.
La Corte Penal Internacional no procesará a Israel por asalto a una flotilla humanitaria con destino a Gaza en mayo de 2010.
Sede de la Corte Penal Internacional. (Reuters)

Nueva York, EU

Secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo el martes por la noche que el estado de Palestina se unirá a la Corte Penal Internacional (CPI) el 1 de abril, una medida de alto riesgo que permitirá a los palestinos presentar cargos por crímenes de guerra contra Israel.

Los palestinos presentaron los documentos ratificando el Estatuto de Roma, que dio origen a la fundación del tribunal, el pasado viernes, el último paso formal para la aceptación de la jurisdicción de la corte de guerra permanente para todo el mundo. La ONU dijo que su secretario general examinaría la documentación.

En un comunicado publicado en el cibersitio de tratados de la ONU, Ban Ki-moon anunció que aceptaba los documentos apuntando que "el estatuto entrará en vigor para el Estado de Palestina el 1 de abril 2015", de conformidad con los procedimientos de la corte. Añadió que estaba "actuando en calidad de depositario" de los documentos de ratificación.

El presidente palestino, Mahmud Abás firmó los documentos para unirse a la CPI un día después de que el Consejo de Seguridad de la ONU rechazase el pasado 30 de diciembre una resolución que habría fijado un plazo de tres años para el establecimiento de un estado palestino en los territorios ocupados por Israel.

Unirse a la CPI es parte de una estrategia palestina más amplia de presión a Israel para que se retire de los territorios y acepte un estado palestino. Abás ha estado bajo una fuerte presión interna para tomar medidas contundentes contra Israel después de una guerra de 50 días entre el Estado judío y los militantes en Gaza durante el verano boreal, tras tensiones sobre lugares santos en Jerusalén y luego del fracaso de la última ronda de conversaciones de paz lideradas por Estados Unidos.

La decisión palestina de unirse a la CPI ya ha provocado represalias por parte de Israel, que el sábado congeló una transferencia de más de 100 millones de dólares de los impuestos recaudados para los palestinos. Prometió una acción más dura el domingo.

Estados Unidos también se opuso a la medida, que calificó de un obstáculo para alcanzar un acuerdo de paz permanente que daría a los palestinos un estado independiente. El gobierno de Obama dijo el lunes que estaba revisando su paquete anual de ayuda a los palestinos, por importe de 440 millones de dólares.

El embajador palestino, Riyad Mansur, dijo la semana pasada que los palestinos buscan plantear presuntos crímenes cometidos por Israel, incluso durante la guerra del verano pasado en Gaza. Añadió que los palestinos también buscarán justicia para los asentamientos israelíes en territorio palestino, que según él constituyen "un crimen de guerra" bajo el estatuto de Roma.

La Corte Penal Internacional dijo que los palestinos presentaron un documento al secretario de la corte, Herman von Hebel, en La Haya, Holanda, el 1 de enero afirmando que Palestina acepta la jurisdicción de la CPI desde el 13 de Junio — alrededor de un mes antes de que comenzara la guerra de Gaza.