Pakistán recrudece su ofensiva en Waziristán del Norte

Fuentes oficiales indicaron que cuatro escondites de militantes radicales fueron destruidos en el área Meraban Koki Khel de la Agencia Khyber con al menos 10 combatientes muertos en la ofensiva aérea.

Londres

Al menos cinco insurgentes islámicos murieron en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad en Waziristán del Norte, mientras que aviones de combate también atacaron el área de Koki Khel y la zona Tirrah en la Agencia Khyber.

Fuentes oficiales indicaron que cuatro escondites de militantes radicales fueron destruidos en el área Meraban Koki Khel de la Agencia Khyber con al menos 10 combatientes muertos en la ofensiva aérea, reportó el canal paquistaní de noticias Dawn News.

Según fuentes locales y tribales, al menos siete civiles, entre ellos una mujer y niños murieron cuando un proyectil de mortero alcanzó una casa en la zona Meraban Loki Khel que se encuentra en parte del valle de Tirrah en la Agencia Khyber.

Debido a la operación militar en curso, al menos 430 mil personas han huido de la región en áreas cercanas de Pakistán, así como en zonas vecinos en Afganistán, el mayor movimiento de refugiados en años.

En la jornada de ayer lunes, al menos 25 milicianos murieron en ataques aéreos y por tropas de tierra de las fuerzas armadas paquistaníes en Waziristán del Norte, situada en las Áreas Tribales de Administración Federal, fronterizas con Afganistán..

"Ocho escondites terroristas en todo Mirali, Agencia de Waziristán del Norte fueron destruidos por los aviones de combate", señaló un comunicado emitido por el órgano de prensa de las fuerzas armadas, conocido como el Servicio Inter de Relaciones Públicas (ISPR).

"Quince terroristas murieron en los ataques. Los túneles fueron descubiertos en las zonas seleccionadas ", añadio.

Otros diez insurgentes fueron asesinados mientras huían de la zona acordonadas de Spinwam y Mir Ali, señala el comunicado del ejército.

El gobierno lanzó el pasado 15 de junio su ofensiva "Zarb e Azb", tras un devastador ataque en el aeropuerto de Karachi que tuvo lugar a principios de junio y que se adjudicaron combatientes uzbecos y el talibán de Pakistán.

Los militares actuaron tras confirmar que algunos de estos milicianos, la mayoría uzbecos, estaban implicados en una operación terrorista para atacar el aeropuerto de Karachi, la segunda ciudad más importante del país.

El ejército ha enviado aviones de combate para bombardear posiciones de los talibán paquistaníes al inicio de la operación tras el ataque contra el aeropuerto de Karachi, el mayor de Pakistán, pero la ofensiva terrestre aún no ha comenzado.

Por orden del gobierno, se ha ordenado el inicio de una operación a gran escala contra los terroristas que se esconden en los santuarios de Waziristán del Norte, informó hace nueve días el servicio de comunicación del ejército.

El ejército paquistaní dio ayer un ultimátum a los residentes en la región para abandonar esta remota región montañosa antes de la esperada gran ofensiva terrestre por parte de las tropas gubernamentales contra los insurgentes islamistas.

Algunos de los milicianos vinculados con Al Qaeda están escondidos en las montañas de Waziristán del Norte y usan la zona como rampa de lanzamiento para ataques contra Pakistán así como contra las fuerzas de la OTAN en el vecino Afganistán.