Paga gobierno venezolano para evitar desabasto

La próxima semana se pagará mil 188 millones de dólares en deudas de 2012 y 2013 a 939 empresas pequeñas y medianas de sectores prioritarios.

Caracas

El gobierno venezolano pagará más de dos mil 100 millones de dólares en deudas a importadores y empresas extranjeras, anunció ayer el vicepresidente para el Área Económica, Rafael Ramírez, en momentos en que el país atraviesa un agudo desabastecimiento por impagos a importadores y prestadores de servicios, estimados en 14 mil millones de dólares.

Ramírez precisó que la próxima semana se pagará mil 188 millones de dólares en deudas de 2012 y 2013 a 939 empresas pequeñas y medianas de sectores prioritarios.

"Hemos tomado el criterio de liquidar 100 por ciento del monto a esas empresas. No vamos hacer una liquidación parcial", dijo Ramírez, que a su vez dirige la petrolera estatal PDVSA.

Otros 930 millones de dólares se asignarán para realizar pagos parciales a grandes empresas de diversos sectores.

Venezuela, el país con la mayor reserva petrolera mundial y que importa casi todo lo que consume, enfrenta una sequía de divisas, por lo cual hay desabastecimiento crónico de medicinas, alimentos básicos y productos de higiene.

Las empresas importadoras y suministradoras de servicios afirman que el gobierno les adeuda 14 mil millones de dólares, que a su vez ellas deben a sus casas matrices o proveedores extranjeros que les han cortado los créditos.

En tanto, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, advirtió ayer que "les sale cárcel" a los participantes en un supuesto golpe de Estado, incluido un magnicidio en su contra, entre ellos la ex diputada y dirigente opositora María Corina Machado.

"A estos homicidas, a estos magnicidas, que lo que les sale es cárcel, no tengo ninguna duda que la justicia tiene que funcionar hasta sus últimas consecuencias, no tengo ninguna duda", mencionó el mandatario.

"Solo la justicia nos dará paz y estabilidad política, agregó.

El alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, como vocero de la dirección del chavista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), denunció el miércoles esos planes al mostrar una serie de correos electrónicos, algunos de ellos supuestamente dirigidos por Machado al ex diplomático Diego Arria.

Machado rechazó las denuncias al asegurar que ella ni quiere golpe ni magnicidio, sino que Maduro renuncie.

Desde hace más de tres meses, el país vive protestas contra el gobierno que han dejado 42 muertos, y de las que responsabiliza, en su forma violenta, a la oposición, extremo que ésta niega.